Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Aguirre dice que no conoce a Correa ni sus actos y relaciona Gürtel con el PP nacional

NAVARRAINFORMACICON.ES

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha destacado hoy, como testigo, que no conoce ni ha hablado jamás con el líder de la trama Gürtel Francisco Correa, y que no sabía que los actos a los que asistió cuando era presidenta de la región los organizaba el acusado

Aguirre ha declarado como testigo en el juicio de Gürtel, un día después de la detención de Ignacio González, quien fue su mano derecha y al que designó como sucesor al frente de la Comunidad de Madrid cuando en 2012 decidió dejar el cargo y dar “un paso atrás”.

la Fiscalía Anticorrupción le ha interrogado sobre el acusado Alberto López Viejo, ex consejero en su Gobierno, y el imputado Alfonso Bosch. Sobre el papel de López Viejo en la segunda campaña electoral de Aguirre de 2003. Aguirre ha dicho que sabía quién era esta persona porque se encargaba de “asuntos electorales en el PP nacional”. Sobre Bosch ha comentado que se encontró con él en un acto del PP nacional y al preguntarle ¿qué haces aquí? le confirmó que también preparaba y organizaba actos nacionales.

Aguirre en su declaración se ha desmarcado en varias ocasiones de la organización de los eventos a los que acudía cuando ocupaba la presidencia de la Comunidad de Madrid (2003-2012) por “razones políticas y de oportunidad” .

En cuanto a las empresas que controlaba Correa Aguirre ha declarado que “no me ocupaba de la logística. No tenía competencia en contratación, no era mi función” y tampoco dio “instrucciones de si se contrataba o no con esas empresas”.

“Con los regalos lo tengo claro. Cuando son de valor los devuelvo, cuando son propagandas, libros o chocolates se lo quedan el gabinete o la secretaria”, ha declarado al ser preguntada por los regalos que recibía Aguirre de posibles dádivas de Correa.

 

Otras noticias publicadas

1 Comentario

  1. Alberto

    Con la corrupción tal vez se acabaría si las penas no fueran solo para el imputado sino que el propio partido al que pertenece tuviera que pagar fuertes sanciones económicas y perdiera automáticamente el gobierno de la administración donde se produjo el caso de corrupción (ayuntamiento, comunidad autónoma, e incluso gobierno de España si el caso fuera lo bastante grave, y el de Rato lo es…)

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies