Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

EDITORIAL: Descuentos y mala gestión

El Consejero de Economía y Hacienda del gobierno de Navarra afirmaba en declaraciones efectuadas ayer, que lo que pide el gobierno de Rajoy en concepto de pago de cupo por el Convenio Económico establecido entre el gobierno Central y Navarra para este año 2017 es una cifra preocupante por su diferencia con lo que desde aquí, de Navarra, se piensa que corresponde abonar, en concreto, una diferencia superior a los cien millones de euros, que si bien para el conjunto de España pudiera parecer una cifra insignificante, para Navarra pudiera ser importante.

Las negociaciones entre el gobierno central y el navarro con relación al Convenio Económico este año no son satisfactorias, puesto que desde aquí se tiene una visión diferente sobre cuál tiene que ser la aportación económica navarra. Una aportación basada en el número de habitantes y no una aportación basada en la generación de riqueza al Producto interior bruto (PIB). No obstante, la negociación sigue abierta. Las palabras del ministro de economía, señor de Guindos, en las que decía, que pronto se iba a llegar a un acuerdo lo ponía de manifiesto.

Nuestro histórico Concierto Económico en cuanto a la aportación que el Estado hace en Navarra, ha vivido muchas veces desencuentros desde la Constitución de 1978. Cuando Navarra no abonaba lo acordado, el Gobierno lo compensaba con una menor aportación del Fondo de Compensación Territorial. Fondo creado en su momento para ayudar a las Comunidades Autónomas que no disponían de fondos suficientes para su proyectos.

Este año el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) contempla para Navarra una aportación menor a la del año pasado y, quizás, de ahí venga el desencuentro. Un Gobierno como el navarro que está aumentando el gasto en proyectos ideológicos como el de la implantación del ‘euskera’ por todo el territorio, necesita una mayor consignación presupuestaria para ello y no ve, por tanto, con buenos ojos los problemas surgidos.

Los gobiernos deben pensar en todos sus ciudadanos. Deben ejecutar proyectos destinados al bien común y no solo en el de unos pocos. Una buena gestión se caracteriza por ello. Cuando faltan los recursos económicos lo que prima es la racionalización de lo que hay y no en la ejecución de unos proyectos que no solucionan los problemas, sino que incluso los agrandan . El Gobierno de Navarra debería tomar buena nota de ello.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies