Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Pamplona en defensa de la cultura por la vida

Este pasado fin de semana ha tenido lugar en Pamplona el XXI Congreso Nacional de Provida que ha reunido en nuestra ciudad a casi un millar de personas promotoras de la Cultura de la Vida y defensoras de la vida humana en su integridad, desde el momento de la concepción hasta que se extinga por causas naturales.

Los asistentes, de todo España y de distintos países europeos y americanos pudieron intercambiar impresiones y escuchar los valiosos testimonios de personas como Marta Páramo, Isabel Cuesta (madremolona), Pablo Pineda y Miriam Fernández, que hoy gozan de una vida plena, pero que, como ocurre en no pocos casos, en otras circunstancias o con la mentalidad positivista que impera hoy en día en nuestra sociedad se hubieran visto abocadas a abortar o no nacer por razones sociológicas, terapéuticas…

Pensemos en el escalofriante dato de que, en España, son unas 100.000 las personas a que cada año se priva de su derecho a la vida en los quirófanos de los centros médicos. Esta cifra excluye los asesinatos cometidos contra los niños en el vientre de su madre mediante las píldoras abortivas que tan fácilmente distribuyen las farmacias, supuestos centros de ayuda y otros organismos sometidos de alguna manera a las administraciones públicas o dependientes de ella. Esto resulta descabellado e irónicamente cruel si se reflexiona en el hecho de que un menor no puede fumar un pitillo o tomar una caña, sin infringir la legalidad; que un adulto con anginas o dolor de muelas no puede comprar un antibiótico de amplio espectro; pero, desde los 16 años, e incluso antes, cualquiera puede abortar, es decir, suprimir la vida humana de un ser inocente, casi sin el menor control en la práctica.

Los asistentes pudimos también escuchar las documentadas e incontrovertibles conferencias sobre otros temas que, además del crimen del aborto, están relacionados con la vida humana y la cultura de la vida, como la eugenesia, la eutanasia, los diagnósticos prenatales… impartidas por profesores y académicos de reconocido prestigio mundial como los doctores en diversas disciplinas y especialidades Cristina López Del Burgo, Guillermo López García, Juan Luis Alcázar Zambrano, José López Guzmán, Chris Slattery , Carlos Centeno Cortés, Jesús Poveda de Agustín o Pablo López López.

No es cuestión de hacer aquí un resumen ni transcripción de sus múltiples y bien fundadas opiniones, para lo cual basta remitirse a la página web del Congreso https://empiezalanuevaera.wordpress.com/ . Pero cabe resaltar algunas ideas sobre las que puede haber una cierta confusión:

No es cierto que exista un derecho a morir a manos de otro. El derecho a la vida no incluye el derecho a disponer de ella.

En el caso de patologías terminales o incurables, existen terapias que ayudan a encontrar el sentido de los pacientes y es por ello que hay seguir investigando.

Con los avances en cirugía, medicina y farmacología de hoy en día, aún en las enfermedades más complejas, no hay que descartar la alta probabilidad de salvar la vida tanto a la madre como al hijo.

Contra lo que se difunda, muchas veces desde un victimismo calculado y amparado por poderosos grupos de presión, el cambio de sexo no es posible; y el transexualismo sólo es una irregularidad genética de un organismo que no regula adecuadamente la producción hormonal.

El feto es tan paciente como la madre, el diagnóstico prenatal lo dignifica si se le trata como a un paciente.

Para la defensa de la Cultura de la Vida es necesaria una continua, mayor y mejor formación y educación de la sociedad y, particularmente de los defensores de estas posturas. Formación y educación que debe procurarse tanto desde los centros educativos como desde la responsabilidad de las jerarquías religiosas, en España particularmente de la jerarquía católica, por ser la de mayor implantación social.

El cigoto no es una célula normal. Es capaz de desarrollarse por sí mismo. Tiene su identidad biológica y personal. Es único e irrepetible. Conocer y reconocer al ser humano desde la fecundad es una de las principales preocupaciones de nuestro mundo. Por eso es importante conocer plenamente el proceso de creación del ser humano: El óvulo cuando es fecundado deja de ser óvulo y pasa a ser un cigoto. Cuando se observa la fecundación en el laboratorio lo que ocurre es que se hace la luz, y empieza el espectáculo de la vida.

La fecundación artificial exige el sacrificio cientos o miles de seres humanos en aras de conseguir tan sólo uno más o menos a la carta.

Todas estas no ideas sino pruebas empíricas y científicamente demostrables, deben inducir a quien sea consciente de ello a hacerse algunas preguntas como ¿Qué puede causa puede tener quien justifique la cultura de la muerte, el aborto, la eutanasia, o los vientres de alquiler? Vistas las imágenes que se expusieron y escuchadas las conclusiones de los ponentes, quien esto escribe salió del Congreso de que sólo la ignorancia o el egoísmo, tanto de los padres que lo consienten como de quienes realizan el aborto pueden ser la causa. Que sólo oscuros intereses económicos pueden mover a personas, empresas y sociedades a su práctica y promoción.

Homenaje al Dr. Miranda 2Este XXI CONGRESO PROVIDA ha sido organizado en Pamplona coincidiendo con los cuarenta años de existencia de ANDEVI (Asociación Navarra en Defensa de la Vida) la segunda en antigüedad que funciona en España y, con tal motivo, se aprovechó para hacer un acto de homenaje a su fundador y presidente, el médico pediatra Dr. José Miranda Heras, cuya persona y vida dedicada a ello lo hacen ser todo un símbolo y referente de quienes, no sólo en Navarra y España, promovemos la Cultura de la Vida.

Siendo la Vida el derecho fundamental de toda persona, porque si no hay vida es muy difícil ser sujeto ni objeto de otros derechos, que debe ser adecuadamente regulado por las autoridades, muchos de los asistentes al Congreso que aún no habían iniciado el camino de regreso a sus lugares de origen, se reunieron frente  al Parlamento Foral, al mediodía del domingo 26 en una soleada y alegre concentración en defensa de la Cultura de la Vida, de la Dignidad Humana y del necesario reconocimiento a la Mujer.

Pedro Sáez Martínez de Ubago, investigador, historiador y articulista

Artículo anterior Coyuntura actual y realidad social y política de Navarra

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies