Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Los gráficos que desmontan el supuesto “neoliberalismo” de EEUU

Los gráficos que desmontan el supuesto “neoliberalismo” de EEUU

Si hay alguna palabra que no dejan de repetir los anticapitalistas y antiliberales en general, sean del país que sean, es “neoliberalismo”, como un peyorativo de liberalismo, según el cual los Estados son más pequeños debido a la austeridad, privatizaciones, desregulaciones, libertad económica total y el poder, dicen, en manos de las grandes empresas y el poder económico.

En EEUU también hay una especie de pensamiento que va por ese mismo camino. Anticapitalistas como el senador Bernie Sanders, la periodista y escritora Naomi Klein o el economista Paul Krugman, entre otros, no dejan de repetir el relato que hace del establishment una especie de “neoliberalismo” que ha destruido y destrozado el país. ¿Pero es verdad todo eso? Analicemos el gasto público y la libertad económica de EEUU en los últimos años para ver si tienen razón o es simple propaganda.
Gasto público
¿Se ha recortado en EEUU tanto como dicen algunos? Tomando como referencia el año 2007, cuando comenzó la Gran Recesión, podemos ver el camino que ha ido tomando el gasto en el país norteamericano. No se aprecian recortes, sino más bien lo contrario.
Fuente: www.usgovernmentspending.com
Por su parte, el gasto público per cápita se ha mantenido, por lo general, intacto durante estos años, demostrando que de austeridad y recortes, nada.
Fuente: www.usgovernmentspending.com
Algunos pueden pensar que el gasto público ha aumentado por los intereses de la deuda y por el gasto militar, por ejemplo, mientras se ha podido recortar en las políticas públicas que suponen, en teoría, un mayor bienestar: educación, sanidad, pensiones y protección social; lo que se conoce como gasto social.
¿Se ha recortado el gasto social en EEUU? Al igual que ocurre con el gasto público total, también el gasto social describe un aumento desde que comenzara la crisis económica, desmontando cualquier hipótesis sobre austeridad y recortes.
Fuente: www.usgovernmentspending.com
Libertad económica
¿Es verdad que se ha privatizado, desregularizado y que el poder lo tienen las grandes empresas? Si eso fuera verdad, se debería identificar un proceso de auge de libertad económica. Es decir, que hubiera más libertad para crear empresas, que hubiera más libertad para comerciar, tanto a nivel nacional como internacional, que hubiera más libertad financiera, etc. Como se suele decir, más espacio para el capital y menos para la Administración Pública.
Pero nada de eso se ha producido en EEUU durante estos años. Más bien lo contrario. La libertad económica se ha reducido, tanto con gobiernos demócratas como republicanos. Cuando cayó el Muro de Berlín, fecha a la que muchos aluden como el inicio de la expansión del capitalismo “salvaje”, EEUU ocupaba el puesto 3 con una puntuación de 8,43 sobre un máximo de 10. En 2014, ocupó el puesto 16 con una puntuación de 7,75.
Fuente: Fraser Institute
Desde el año 2007 (medido en 2008), la libertad económica estadounidense ha seguido cayendo, además, en todos los aspectos. Salvo en la libertad del mercado laboral, donde obtiene casi la misma puntuación, en el resto de apartados económicos ha ido perdiendo libertad.
Fuente: The Heritage Foundation
¿Se puede decir que EEUU esté inundado de “neoliberalismo”? Vistos estos gráficos podemos decir que se trata de propaganda anticapitalista, puesto que nada de lo que achacan se da en la realidad. No ha habido recortes, ni en gasto público total ni en gasto social, no hay un poder total de las empresas (simplemente compadreo entre esas empresas y el propio Estado, lo cual no es laissez-faire ni liberalismo) y no hay una intensa desregulación favorable al capital. Por el contrario, el gasto público sigue aumentando y año tras año EEUU sigue cayendo en libertad económica. Abrir los ojos y ver la realidad depende de cada uno. Creerse las mentiras de otros, también.
* Publicado en Libertad Digital
David Muñoz Lagarejos, politólogo.
 Artículo anterior  OPINIÓN: La política del odio

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies