Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

España declara la guerra a Marruecos

España declara la guerra a Marruecos
  • Por José V. Ciordia, historiador

Tal día como hoy, un 22 de octubre de 1859, comenzaba la  Guerra de África o Primera Guerra de Marruecos,  el conflicto bélico que enfrentó a España con el sultanato de Marruecos entre 1859 y 1860, durante el período de los Gobiernos de la Unión Liberal del  reinado de Isabel II.

Desde 1840, las ciudades españolas de  Ceuta y Melilla sufrían constantes ataques. Dichas acciones eran inmediatamente contestadas por el ejército español, pero al internarse en territorio marroquí los agresores ponían emboscadas. La situación se repetía de forma habitual.

Museo del Prado. Anónimo (Copia de Madrazo y Kuntz, Luis de)
Museo del Prado. Anónimo (Copia de Madrazo y Kuntz, Luis de)

Para prevenir dichos ataques, en 1859 el gobierno español había firmado un tratado con el sultanato de Marruecos por el que las plazas españolas de Melilla, Alhucemas y Veléz de la Gomera eran protegidas por el propio sultán marroquí. Ceuta, otra plaza española, quedaba  al margen. Entonces el gobierno español decidió realizar obras de fortificación en torno a esta última ciudad, lo que fue considerado por Marruecos como una provocación. Poco tardaría Ceuta en ser atacada.

En agosto de ese mismo año se producía la incursión marroquí. El gobierno español, no lo duda e invade el sultanato de Marruecos.

La reacción popular fue unánime y todos los grupos políticos, apoyaron sin fisuras la intervención. En Cataluña y el País Vasco se organizaron centros de reclutamiento de voluntarios para acudir al frente, donde se inscribieron muchos carlistas, sobre todo procedentes de  Navarra.

O’Donnell, jefe de gobierno en aquellos momentos, propuso al Congreso de los Diputados la declaración de guerra a Marruecos el 22 de octubre.

La guerra, que duró cuatro meses, se inició en diciembre de 1859 cuando el ejército desembarcado en Ceuta -45.000 hombres, 3.000 mulos y caballos y 78 piezas de artillería, apoyado por una escuadra naval-,  el mes anterior comenzó la invasión del sultanato de Marruecos. Se trataba de un ejército mal equipado, preparado y dirigido, y con un aprovisionamiento muy deficiente. A pesar de ello se sucedieron las victorias en las batallas de los Castillejos —donde destacó el general Prim, lo que le valió el título de marqués de los Castillejos—, la de  Tetuan —ciudad que fue tomada el 6 de febrero de 1860 y que le valió a O’Donnell el título de duque de Tetuán— y la de Was Ras del 23 de marzo., que supuso la derrota final de Marruecos y la firma del tratado de Wad Ras.

En  dicho tratado se declaraba a España vencedora de la guerra y a Marruecos perdedor y único culpable de la misma. El acuerdo estipuló lo siguiente:

  • España obtiene la soberanía de Ceuta y Melilla a perpetuidad.
  • Marruecos reconocía la soberanía de España sobre las Islas Chafarinas.
  • Marruecos indemnizaba a España con 400 millones de reales.
  • España recibía el pequeño territorio de Santa Cruz de Mar Pequeña -lo que más tarde sería Sidi Ifni -, para establecer una pesquería.
  • Tetuán quedaría bajo administración temporal española hasta que el sultanato pagase las deudas a España.

 

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies