Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El silencio de Clinton y el grito de Trump, dos formas de encarar escándalos

Washington, 4 de junio (EFE).- El silencio de la demócrata Hillary Clinton sobre el escándalo de sus correos electrónicos contrasta con el grito y la verborrea de Donald Trump, aspirante republicano a la Casa Blanca que no ha dudado en cargar contra el origen mexicano del juez encargado de investigar su universidad. “Voy a construir un muro (en la frontera con México).

Hay un conflicto inherente de intereses”, arremetió Trump esta semana en una entrevista a The Wall Street Journal, en la que volvió a atacar al juez de California Gonzalo Curiel, estadounidense nacido en Indiana (medio oeste del país) y cuyos padres son mexicanos. El juez Curiel es el encargado de investigar las demandas por fraude contra la Universidad Trump, retratada en documentos judiciales como un negocio sin escrúpulos que presionaba a estudiantes pobres para que adquirieran cursos sobre negocios inmobiliarios y finanzas con matrículas de casi 35.000 dólares.

“Hay una gran diferencia en sus reacciones. Clinton ha respondido con el silencio como hace con asuntos que considera personales y Trump, en vez de echarse atrás, ha cargado contra los orígenes mexicanos del juez”, resaltó en declaraciones a Efe el profesor de la Universidad de George Washington Michael Cornfield. “Él trata de manejar el escándalo haciendo referencia al origen del juez y ella guarda silencio”, resume Cornfield, experto en campañas electorales. De esta forma, mientras Clinton no dice una palabra más de lo necesario, continúan las investigaciones sobre si usó para asuntos de seguridad nacional un servidor privado de correo electrónico que tenía cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

Esta misma semana el juez del distrito de Columbia Ketanji Brown Jackson Told ordenó al Gobierno publicar más correos electrónicos de la ex primera dama en respuesta a una petición judicial del Comité Nacional Republicano (RNC), órgano político de los republicanos que trata de sacar provecho del escándalo. “Lo digo, Hillary Clinton tiene que ir a la cárcel. Honestamente, es culpable como el infierno”, dijo esta semana Trump, durante un mitin en San José (California) y en una de sus declaraciones más duras sobre su posible contrincante en las elecciones presidenciales de noviembre. Pero, cumpliendo con el dicho de que “no hay mejor defensa que un buen ataque”, la campaña de Clinton también ha arremetido esta semana contra Trump con un anuncio en Facebook en el que recopila algunas frases de los documentos judiciales sobre la universidad que ordenó publicar el juez Gonzalo Curiel.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies