Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Dos hermanos, Los Montgolfier, revolucionan el mundo de la aviación

  • Por José V. Ciordia

Tal día como hoy, un 4 de junio de 1783, los hermanos Étienne y Joseph Montgolfier, en la plaza mayor de la población francesa de Annonay realizaron la primera demostración pública- más de 130000 personas lo contemplan- de un globo aerostático- la bautizaron con el nombre de Montgolfiera-. Su sueño de llegar al cielo se había convertido en realidad.

Después de varios experimentos, comprendieron que el aire caliente es más liviano que el frío, por lo que tiende a subir. Decidieron crear una máquina que permitiera volar con este principio.  De diez metros de diámetro y como más de 220 kilos de peso, estaba construida con tela y papel. Se basaba en el principio de Arquímedes, se situaba sobre un fuego que calentaba el aire, y así podía elevarse como consecuencia de la fuerza ejercida por el propio aire de abajo hacia arriba.

El vuelo duró 15 minutos, recorrió 2 Km. y alcanzó una altura de 1830 metros. Tres meses después, lanzan un segundo globo en Versalles en presencia del rey  Luís XVI de Francia y la reina, esta vez conduciendo tres pasajeros, un carnero, un pato y un gallo,  realizaran un vuelo libre de unos tres kilómetros. El 21 de noviembre de este mismo año, Pilátre de Rozier y el marqués de Arlandes, se convertirían en los primeros hombres que realizarían un vuelo tripulado.

La «globomanía» se desencadenó por toda Europa. La imagen de los aeróstatos y los pilotos aparecía hasta en las vajillas. En París se vendían globos a escala reducida, con el gas incluido, para aquellos que quisieran realizar sus propios experimentos. Los demás países se contagiaron de la fiebre. España,  Escocia, Inglaterra, Italia… Hasta finales de 1784 se hicieron 181 ascensos tripulados en toda Europa. Luego, la moda de los globos decayó, a causa de los accidentes mortales que empezaron a producirse, pero, sobre todo, por su dudosa utilidad práctica.

En España, la primera ascensión no tripulada la llevó a cabo Agustín de Betancourt, fundador de la Escuela de Ingenieros Caminos Canales y Puertos, ante la Corte de Carlos III, el 28 de noviembre de 1783.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies