Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Inaugurado el túnel más largo y profundo que atraviesa los Alpes

Tiene una longitud de 57,1 kilómetros y una profundidad máxima de 2,3 km

La tuneladora utilizada es tan larga como cuatro campos de fútbol juntos

Navarra Información / EFE

El túnel ferroviario de San Gotardo, que atraviesa el macizo homónimo en los Alpes suizos, fue inaugurado hoy en una ceremonia encabezada por el presidente de la Confederación Helvética, Johann Schneider-Amman, quien dio la señal de partida a los dos primeros trenes que entraron por ambos extremos de la obra.

“¡Qué pasen los trenes!”, dijo el presidente suizo en las cuatro lenguas nacionales (alemán, francés, italiano y romanche).

En los actos de esta inauguración participan 1.100 invitados oficiales, entre ellos los cancilleres de Alemania, Angela Merkel; de Austria, Christian Kern, el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, y el presidente de Francia, François Hollande.

El tren que llevó a los dignatarios partió del extremo norte del túnel, en la localidad de Erstelfd (cantón de Uri) con dirección a Polleguio (cantón del Tesino) en un trayecto de 20 minutos. Uri es un cantón que se ubica en la región de habla alemana de Suiza, mientras que el Tesino es el único cantón de habla italiana.

El presidente suizo Johann Schneider-Ammann, el presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel asisten a la ceremonia de inauguración
El presidente suizo Johann Schneider-Ammann, el presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel asisten a la ceremonia de inauguración
Efe

Por esta razón, el túnel de San Gotardo no sólo es visto como una proeza de ingeniería y un enlace neurálgico en el transporte entre el sur y el norte de Europa, sino también como un símbolo de unidad entre las distintas zonas culturales y lingüísticas que componen la Suiza moderna.

En Erstelfd y Polleguio tuvieron lugar ceremonias similares y simultáneas de inauguración, y en cada uno de ellos los dos primeros trenes que habían partido del otro extremo fueron recibidos entre aplausos de la población y fuegos artificiales.

En su discurso de inauguración en Erstelfd, el presidente suizo dijo que “con este túnel de base del San Gotardo, unimos los pueblos y las economías” y lo consideró “la obra del siglo” que va “más allá de las fronteras de Suiza”.

Del otro lado del túnel, en Polleguio, la ministra de Medio Ambiente, Transporte y Energía, Doris Leuthard, destacó el carácter europeo de esta obra, “en la que participaron trabajadores de una decena de países, desde Escandinavia hasta Sicilia, de Portugal a Polonia”.

Consideró igualmente que la puesta en funcionamiento del túnel, que demando 17 años de trabajos, “cambia de un día al otro” la realidad que representaba el macizo de San Gotardo, que constituía hasta ahora “un obstáculo y un factor de división”.

Asimismo, destacó la significación de la culminación de esta obra para el medio ambiente: “en los trayectos largos, las mercancías deben transitar por los rieles, por el bien de los Alpes, de la naturaleza y de la población”.

Dos récords mundiales

El túnel ferroviario de San Gotardo se ha inaugurado con dos récords mundiales bajo el brazo: el de longitud y el de profundidad. El túnel mide 57,1 kilómetros de largo y alcanza una profundidad máxima por debajo de la roca de 2.300 metros, una proeza técnica que ha requerido 17 años de trabajos y ha costado unos 11.000 millones de euros.

La máquina tuneladora utilizada para perforar el túnel es tan larga como cuatro campos de fútbol juntos (más de 400 metros) y prácticamente la totalidad de las 28,2 millones de toneladas de piedra excavada se han podido reutilizar. Una parte fue transformada en hormigón para emplear en el propio túnel y otra sirvió para otras obras en la misma región.

Las obras ocuparon a 2.400 obreros repartidos en tres turnos durante las 24 horas del día y siete días a la semana, que tuvieron que soportar temperaturas de hasta 50 grados en el interior del túnel. En total, considerando las pasillos y galerías de aireación y de seguridad, la extensión de la obra es de 152 kilómetros. En el túnel se instalaron 290 kilómetros de vía y 380.000 traviesas, entre otros elementos.

El nuevo túnel permitirá la circulación diaria de 325 trenes, de los que unos 260 podrán ser de carga y 65 de pasajeros. Los primeros podrán alcanzar una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora, mientras que los segundos cruzarán a una velocidad media de 200 kilómetros por hora, aunque podrán llegar a los 250.

Un cartel anuncia el récord mundial del nuevo túnel ferroviario de base de San GotardoUn cartel anuncia el récord mundial del nuevo túnel ferroviario de base de San Gotardo

Esta nueva vía ferroviaria adicional a los existentes túneles de San Gotardo (uno de circulación viaria y otro de circulación ferroviaria) ha empezado a funcionar en periodo de prueba, lo que incluye recorridos de rodaje y el paso de los primeros trenes comerciales. Desde octubre de 2015 ya se han efectuado 300 recorridos de prueba. El inicio de la explotación comercial plena está previsto para el próximo 11 de diciembre.

Durante la ceremonia oficial de inauguración, a la que han acudido 1.100 asistentes, ha circulado una plataforma rodante que ha servido de escenario a un espectáculo de danza contempóranea. Los bailarines vestidos con monos naranjas de obreros de la construcción han representado con sus movimientos el esfuerzo para excavar el túnel.

Un momento del acto de inaguración del túnel de San GotardoUn momento del acto de inaguración del túnel de San Gotardo

A modo de comparación, el túnel de San Gotardo de circulación viaria, que une desde 1980 las localidades suizas de Göschenen y Airolo a través de los Alpes, tiene una longitud de 15 kilómetros y es utilizada cada año por cinco millones de coches y 900.000 camiones.

El nuevo túnel discurre por debajo del viejo túnel ferroviario que se extiende por 17 kilómetros y está operativo desde 1882. El túnel de base de San Gotardo fue ideado por primera vez en 1947 por el ingeniero y planificador de transportes suizo, Carl Eduard Gruner, y ha costado más de 12.000 millones de francos suizos (unos 10.849 millones de euros al cambio actual).

 

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies