Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

UGT Navarra achaca a las empresas la siniestrabilidad y constata que el 97,6% realizan “evaluación de riesgos”

El estudio anual que realiza el Departamento de Salud Laboral de la UGT detecta un deterioro de la seguridad en las pymes por falta de inversión y un aumento de la siniestrabilidad laboral en Navarra por tercer año consecutivo 

El estudio confirma que la siniestralidad laboral registró en 2015 “un nuevo aumento en Navarra, que viene a sumarse a los que se produjeron en 2013 y 2014, consolidando un cambio en la tendencia descendente que se venía observando desde el año 2000”. UGT vincula este repunte de los accidentes a la falta de inversión de las empresas en materia de seguridad, especialmente las pymes.

El estudio relativo a 2015 ha abarcado un total de 506 empresas de toda la geografía navarra, en su inmensa mayoría microempresas o pequeñas empresas de menos de 50 trabajadores, correspondientes a los sectores del Metal (157 empresas), Comercio y Hostelería (104), Agroalimentario (96), Servicios Privados (69), Energético, Químico y Afines (53) y Residencias de la Tercera Edad (27).

El estudio indica que uno de los aspectos destacados por el estudio es que la gestión de la prevención por parte de las empresas navarras es “insuficiente y deficiente”. Se ha podido constatar que “el 97,6% de las empresas incluidas en el estudio han realizado la evaluación de riesgos, tal y como establece la legislación vigente, pero los técnicos del sindicato han detectado importantes deficiencias, entre ellas, que buena parte de las evaluaciones  tienen un carácter genérico y se acompañan de un plan preventivo inconcreto y sin compromisos determinados sobre las acciones que necesario llevar cabo”.

Un 87,6% de las empresas cuenta con una planificación preventiva, pero sólo en un 15,5% de los casos dicha planificación es eficaz, ya que en el resto, “no se concretan las medidas preventivas, ni los responsables de ejecutarlas, ni el presupuesto asignado, ni los plazos de ejecución”.

El estudio también destaca que el 79,3% de las empresas ejerce una deficiente vigilancia de la salud de sus trabajadores y que solo un 7,6% de las empresas han identificado los trabajos de especial peligrosidad, dato que pone de manifiesto que la evaluación de riesgos “se ha convertido en una mera formalidad”.

En opinión de los técnicos responsables del estudio, “la ausencia de cultura preventiva en toda la estructura empresarial, una deficiente interpretación del marco jurídico, la falta de integración de la actividad preventiva en la gestión general de la empresa y una excesiva burocratización en el desarrollo de la prevención”.

Otra deficiencia detectada por el estudio es la falta de evaluaciones de riesgos específicas, que afecta a riesgos psicosociales y riesgos para la maternidad.

Así, únicamente un 12,4% de las empresas evalúa los factores de riesgo psicosocial, porcentaje que se reduce al 6,1% cuando se refiere al número de empresas que ha adoptado medidas de preventivas en dicha materia.

Y en lo relativo al riesgo del trabajo para el embarazo, las cifras son igualmente llamativas: un 70,3% de las empresas no contempla los riesgos para situaciones de embarazo, cifra que se eleva al 92% en el caso de las empresas que no evalúan los riesgos para la lactancia, contraviniendo la obligación legal de hacerlo.

Solo un 50,3% de las empresas han impartido formación preventiva, mientras que casi el 25% no informa a sus plantillas de los riesgos inherentes a los puestos de trabajo.

Conclusiones del estudio

 

“Desde la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales hace veinte años, se han conseguido en este ámbito evidentes avances desde el punto de vista normativo, de la vigilancia y control del cumplimiento de la legislación vigente, de la mejorar cualitativa y cuantitativa de la prevención en la negociación colectiva, de la investigación, de la formación técnica, la sensibilización de los trabajadores y de su participación a través de los Delegados de Prevención”, afirma el estudio en sus conclusiones.

Sin embargo, añade que “la crisis económica se ha convertido en la coartada perfecta para dejar de lado las políticas preventivas y la inversión en seguridad en las empresas”.

La principal conclusión de este análisis es que la crisis económica se ha traducido en la reducción de la inversión de las empresas, de manera muy significativa las pymes, en medidas preventivas.

  • Bajas navarra 2016
  • incidencia accidentes en navarra 2016

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies