Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Berlín obliga a revisar 630.000 vehículos de marcas alemanas

Son vehículos de las marcas Volkswagen, Porsche, Opel, Audi y Mercedes

Los fabricantes de coches alemanes Volkswagen, Porsche, Opel, Audi y Mercedes tendrán que llamar a revisión a 630.000 vehículos, según ha informado este viernes el ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt, que ha presentado el resultado de una investigación realizada tras el escándalo de la manipulación de emisiones de Volkswagen en la que se han descubierto “irregularidades” en las emisiones de modelos de 16 marcas: las cinco anteriormente citadas así como Renault, Alfa Romeo, Chevrolet, Dacia, Fiat, Hyundai, Jaguar, Jeep, Land Rover, Nissan y Suzuki. 

El ministro ha explicado que las cinco marcas alemanas ya han acordado de forma “voluntaria” con el Ejecutivo alemán revisar un total de 630.000 vehículos. Sin embargo, Dobrindt ha subrayado que el Ejecutivo germano no puede exigir a las otras empresas, que tienen su sede central en el extranjero, que revisen sus vehículos.

El análisis no ha detectado sistemas de manipulación de las emisiones similares al que empleó Volkswagen en “ninguno” de los 53 vehículos de una veintena de casas que las autoridades alemanas han investigado. Sin embargo, las autoridades alemanas sí han comprobado que en varios modelos de las marcas “a ciertas temperaturas se desconecta progresivamente la limpieza de las emisiones”, algo permitido según una directiva europea solo para evitar daños en el motor o un accidente.

Alemania va a pedir explicaciones a todos los fabricantes implicados ante sus dudas de que haya un empleo discrecional o fraudulento de los dispositivos aprovechando la falta de precisión de la normativa europea. En concreto, el Ministerio de Transportes argumenta que la horquilla de temperaturas en las que estos sistemas se desconectan en muchos de los vehículos investigados -provocando unos mayores niveles de emisiones- es demasiado amplia y no parece estar justificada técnicamente.

Tras destaparse el caso Volkswagen el año pasado, el Ministerio de Transportes encargó a la Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA) estudiar los niveles de emisiones de óxido de nitrógeno (NOX) en los motores diésel de más de 50 modelos de una veintena de fabricantes, tanto alemanes como extranjeros. En noviembre, tras analizar unos dos tercios de todos los modelos, la KBA ya avanzó que había detectado valores de emisiones de gases por encima de lo permitido en varios fabricantes.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies