Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

OPINIÓN: Armas de extorsión masiva (I)

Alicia a través del espejo: “El problema en España no es la corrupción. El problema es quien manda”.

En efecto. La corrupción no es que sea el estado terminal, la expresión lógica de un sistema corrupto de por sí, el régimen partitocrático. La corrupción es, sobre todo, como hasta muy recientemente lo ha sido el terrorismo, el principal instrumento utilizado por el Poder para conseguir objetivos políticos por otros medios. De hecho, le ha sucedido naturalmente, como un relevo lógico e inevitable. Con la misma naturalidad con la que el secesionismo catalán ha tomado el relevo de ETA en el Proceso de destrucción de la nación española, porque el uno iba implícito en el otro, y viceversa.

¿Quién mandaba en España? Acordémonos de una famosa comida que tuvo lugar en Vitoria en el año 2000, después de la mayoría absoluta de Aznar. Un ágape del que mucho se habló -hoy totalmente borrado de los portales de información global- que reunió a los tres grandes prebostes del Régimen, Felipe González, Polanco y Arzalluz. De esa reunión salió la entrega de gran parte de la TV vasca a Prisa. Después de esa reunión se firmó a finales de año el Pacto Antiterrorista entre PSOE-PP, un señuelo que ocultaba el verdadero Pacto de sangre del socialismo con la ETA, oficializado en la sombra con las conversaciones paralelas de Eguiguren con HB. Al año siguiente se frustraría la gran esperanza de acabar con el nacionalismo, después de que González acudiera al último mitin de Redondo Terreros para afearle y boicotear su alianza antinacionalista con Mayor Oreja: “Nico, no cometamos más errores. Hay que recuperar a mis amigos del PNV”; y el descabello que le propinó a continuación Cebrián con su artículo “El discurso del método”, potenciado por las maldades que se inventó sobre Nicolás El País para forzar su dimisión, que ejecutaron con fruición Zapatero y Rubalcaba para poner al frente del PSE a “uno de los nuestros”, a Patxi López, hoy aupado y recompensado con los buenos oficios de Ciudadanos (C´s) a un lugar que no puede estar ya más desprestigiado.

Este es el magma -que desembocó en el 11-M- al que se refirió Aznar en 2008  con la parquedad acerada de un forense: “La izquierda decide en un momento dado que todo vale, todo es válido, todo es lícito, y que hay que hacer lo que sea con tal que el PP no siga. Y lo hace.

¿Pero eran sólo estos personajes, y lo que pudiera haber detrás de ellos, los únicos oficiantes de esta siniestra conjunción? Indudablemente no. El separatismo catalán, que ya había firmado en Octubre de 1998 un alianza de sangre con ETA y PNV, el Pacto de Barcelona, que refrendaba a Estella, también estaba allí, con Pujol a la cabeza, del que también Aznar refirió en El Mundo (02-12-12): “Esto –la radicalidad de CIU y la secesión- estaba sentenciado ya desde 2001”. Y en ese entorno catalán, no olvidemos el relevo que por esas fechas, Octubre de 2002, se da en dos ámbitos de poder que hoy señorean entre bastidores la política y la economía nacional: el destacado supernumerario del Opus Dei, Isidro Fainé, al frente de la Caixa, y, por último, pero no menos importante, Ramón Herrando Prat de la Riva, el nº 1 del Opus Dei en España, nieto del fundador del separatismo catalán, cuyo segundo apellido rara vez transluce públicamente, para no asustar al respetable.

¿Es casualidad que justo a partir del 11-M (vid aquí) La Caixa amplié su presencia en antiguas empresas públicas, hasta adquirir un lugar preeminente y hegemónico en Telefónica, Repsol, Gas Natural, Fenosa y Endesa, entre otras muchas, lo cual dio lugar a que recientemente García-Abadillo hiciera esta confesión, tantas veces glosada en estas páginas: «Si dejamos al margen el negocio en el mercado exterior, el conglomerado que preside Isidro Fainé es el primero de España. Y, como me reconocía la pasada semana un gran banquero, “políticamente, sin duda, también es la entidad más poderosa de España”»? Cuando oigamos a los arúspices del poder hablarnos de los tejemanejes en la sombra del IBEX conviene que no nos dejemos llevar por espejismos y sepamos discernir quién lo encarna…

Es algo singular, como decíamos, que siendo la ETA y el separatismo vasco los grandes protagonistas hasta hace poco de la Rendición del Estado ante el nacionalismo, que, una vez conseguidos gran parte de sus objetivos, que hayan desaparecido de la escena a favor del gran usufructuario del Proceso, el separatismo catalán, en sus dos vertientes: la secesionista que agita el árbol, y la reformista (de la Constitución) que recoge las nueces. ¿No es sorprendente que todos los partidos favorables al Reformatorio: PSOE, Ciudadanos, Podemos, IU e independentistas, cuando hablan de la chantajista Reforma aduzcan que se trata de “encajar” a Cataluña para que “no se nos vaya”, y que para nada nombren al País Vasco, secundados ancilarmente por la práctica totalidad de los medios de comunicación? ¿No es esto un grosero alarde de quien marca los tiempos, de quien manda, que diría Humpy-Dumpty?

Por si hubiera alguna duda recordemos de nuevo cómo el numerario del Opus, José Apezarena, que siempre está en las intrigas del poder “prelado”, nos describía la Hoja Ruta que hace ya dos años marcó la oligarquía financiera catalana auspiciada por Fainé: «el reconocimiento de Cataluña como nación, lo que exigiría una reforma constitucional; plenas competencias en lengua y cultura; un pacto fiscal para que Cataluña recaude y gestione todos los tributos mediante una Agencia Tributaria propia; y plena capacidad para la organización local» (ver aquí).

Pero que nadie dude que después de Cataluña, o al unísono, si es necesario, el País Vasco vendrá detrás arreando, con la anexión de Navarra como símbolo de la claudicación de la nación española.

Ignacio López Brú, autor del libro Las cloacas del 11-M

Artículo anterior OPINIÓN: 12-11-M

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies