Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Descubren la fórmula de Isaac Newton de la ‘piedra filosofal’

El manuscrito describe el procedimiento para fabricar mercurio sófico

Es una copia de un documento del alquimista George Starkey.

Un equipo de científicos de la Chemical Heritage Foundation han hallado un manuscrito de Isaac Newton en el que se muestra la fórmula de la ‘piedra filosofal’, un método por el que, según se creía, se podía transformar cualquier metal base en oro o en plata.

Según publica la CNN y The Washington Post, el documento había estado en manos privadas durante la mayor parte del siglo XX. En febrero, la Chemical Heritage Foundation, obtuvo el texto del siglo XVII a través de una subasta.

Fue cuando se dieron cuenta de que es una copia a mano de Newton del procedimiento creado por el alquimista de Harvard, George Starkey, para fabricar “mercurio sófico”, una sustancia considerada como un ingrediente fundamental para la ‘piedra filosofal’.

“La importancia del manuscrito reside en que nos ayuda a entender las lecturas alquímicas de Newton -especialmente las de su autor favorito- y nos provee evidencias de otra de sus metodologías de laboratorio”, dijo James Voelkel, curador de libros singulares de la Biblioteca Othmer de Historia Química de la Chemical Heritage Foundation.

El documento no sólo revela el ingrediente ‘secreto’ de unos de los misterios de la alquimia, sino que desvela el interés de Newton por lo que muchos consideran una pseudociencia. “Newton estuvo muy interesado por la alquimia casi toda su vida”, dijo Voelkel.

El manuscrito, titulado ‘Preparación de mercurio para la piedra’, demuestra el poco conocido interés de Newton por la alquimia, la química del siglo XVII, que para cuando el científico ya había fallecido (1727) se había convertido en un tema tabú gracias a una campaña de químicos profesionales, que separaron las partes de la alquimia como convertir metales base en oro, con las más respetables que dejaron para lo que hoy se conoce como química.

Sin embargo, y pese al concepto que los alquimistas tenían de la ‘piedra filosofal’, lo cierto es que su noción no era la más acertada. “Lo que es un poco más loco es la noción que existe esta piedra filosofal que permite efectuar esta operación (convertir plomo en oro( de forma automática”, explica Voelkel, que añade “calentar, fundir un montón de plomo, tirar la piedra filosofal y que se transmute automáticamente”.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies