Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

EDITORIAL: La lengua española

EDITORIAL: La lengua española

Hace algunos años los libros de texto de la asignatura de Lengua, se titulaban «Lengua española» o «Historia de la Lengua española». Hoy, fruto de una tergiversación del lenguaje, se escribe y se habla de la Lengua castellana, como si se hablara en este país el idioma de los habitantes de Castilla. Amén de otros como el gallego, catalán o vasco.

Este hecho que, quiere obviar que el idioma común de los españoles y que la mayor parte de los demás idiomas o dialectos, incluido el vasco batua, han surgido de él o se han nutrido y enriquecido de él, a veces, es utilizado por algunos para su demagogia particular.  Tal es el caso de algunos académicos de la Lengua, que creen que su prestigio es suficiente para que se acepten sus diatribas.

Expresiones tales como que el idioma en España esta anquilosado o que en América se habla mejor que el español que en España, no deberían ser aceptadas.

Fruto del latín vulgar y lenguajes prerromanos nació la lengua española y nació en el lugar del que recibe el nombre: España.  Basta solo ir a San Millán de la Cogolla (La Rioja) para comprobarlo.

El español no está anquilosado, sino que es uno de los idiomas de mayor desarrollo a nivel mundial; si que aquí, en España, el nacionalismo quiere eliminarlo de sus pretendidos, pero falsos estados. ¿Es posible estudiar en español en Cataluña, en Euskadi o en Galicia? Sinceramente, no.

Respecto del español americano, solo decir que, efectivamente es más vivo. Más población y mayor competencia lingüística entre latinos, hispanos e iberoamericanos, amén de anglófonos y francófonos y autóctonos.

No debería despreciarse el país, la nación que dio vida a uno de las lenguas con más desarrollo a nivel mundial, amparándose en una pretendida sabiduría. Solo por el hecho de escribir libros no se es más sabio, aunque, como dicen algunos, para estar en comunión con el mundo hay que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro. Ya por eso se debe ser un maestro.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies