Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

OPINIÓN: El fútbol navarro decidirá

OPINIÓN: El fútbol navarro decidirá

Desde que el pasado 14 de enero se inició el proceso electoral a la presidencia de la Federación Navarra de Fútbol mucho, posiblemente demasiado, se ha dicho y escrito sobre lo que no deja de ser un simple proceso electoral federativo, similar a los que se van a producir durante este año a la práctica totalidad de las federaciones deportivas navarras.

Esta sobreexposición mediática ha dado lugar a algunas situaciones incómodas y poco deseables, si bien es cierto que ciertas actitudes no han contribuido en demasía a aportar sosiego y racionalidad a este proceso.

Habiendo tenido la oportunidad de vivir el mismo desde dentro y como quiera que hasta ahora solo han tenido lugar las elecciones para la constitución de la Asamblea General de 50 miembros, que en definitiva será la que materialice la elección directa del presidente el próximo 23 de marzo, me veo en la necesidad de hacer algunas consideraciones en relación con periodo pasado y el que se avecina. Porque realmente es a partir del 10 de marzo cuando da comienzo la verdadera campaña electoral, en la que los candidatos que opten a la elección tendrán la posibilidad de recabar el mayor número de apoyos entre los asambleístas, estando incluso previsto reglamentariamente que el mismo día de la Asamblea General constituyente los candidatos tengan la posibilidad de exponer su programa, por lo que parece claro que el proceso no ha hecho más que empezar.

Desde el momento en que Luis Virto manifestó su intención de concurrir a estos comicios y recabó el apoyo del C. A. Osasuna, que le fue otorgado públicamente por parte de su junta directiva, los ataques a este club se han producido de forma despiadada, como si la esa junta no estuviese en su perfecto derecho a mostrar el apoyo al candidato que estime conveniente. Y parece lógico por otra parte que si la junta directiva conoce la trayectoria personal y profesional del precandidato y esta, según su parecer, es positiva, exhiba públicamente ese apoyo.

De ahí a trasladar, como de forma torticera se ha hecho por parte de algunos, que el C. A. Osasuna quiera “tomar” la Federación Navarra de Fútbol, media un trecho. Solo desde la maledicencia, la envidia y el rencor se puede actuar de la manera que algunos han actuado. Y es necesario recordar que este club solo dispone de 1 voto, al igual que otros clubes con independencia de su categoría, su número de equipos o de fichas, a pesar de que en la Orden Foral 359/2015, de 24 de junio, reguladora de los procesos electorales a las federaciones deportivas de Navarra, se contempla la posibilidad del voto ponderado en función del número de licencias de que dispongan los clubes, lo que en ningún momento ha sido asumido por parte de la Federación Navarra de Fútbol mediante la correspondiente modificación estatutaria.

En este sentido parece al menos paradójico que se cuestione el apoyo a un precandidato por parte del C. A. Osasuna y no se haga referencia alguna al otorgado al otro por parte de algunos clubes de distintas categorías, tanto de fútbol campo como de otras modalidades, o de entidades tanto nacionales como territoriales, o el todavía más sorprendente si cabe de algunas instituciones no precisamente deportivas, sin que ello haya supuesto el más mínimo reproche por parte de quienes parecen haberse sentido escandalizados.

Tras las elecciones a la Asamblea General el pasado 22 de febrero, el grupo que apoya al otro precandidato hizo pública una nota en la que textualmente mostraba “…nuestro reconocimiento a los medios de comunicación por el trato dado a esta candidatura…”. Ante tal reconocimiento de parte, poco cabe añadir.

No obstante y ante esta inaudita afirmación, cabe señalar el reconocimiento expreso al trabajo de todos los actores implicados en este proceso, incluidos por supuesto los medios de comunicación, pero que reconocer un hipotético trato de favor a nuestra precandidatura por parte de los mismos que pudiera suponer un motivo público de agradecimiento, sería admitir tácitamente un trato en sentido contrario con la otra, lo que resultaría difícilmente comprensible y aceptable. Desde el respeto a la labor de los medios y de sus profesionales, con el convencimiento de que siempre actúan en favor de la verdad y con absoluta libertad, solo cabe esperar que las posibles disfunciones que en este ámbito se hayan podido producir, según reconocimiento del otro grupo, puedan ser convenientemente moduladas en el periodo que nos resta hasta la elección definitiva.

Por parte de algunos, con razones más interesadas que objetivas, se ha dado por derrotado a Luis Virto, insinuando que no procedería ya la presentación de su candidatura. A este respecto debo señalar que ha logrado a priori y sobre el voto emitido el apoyo de 79 clubes (55,24%), mientras que el otro precandidato lo ha hecho con 46 (32,17%) y en candidaturas individuales de 538 personas (12,90%), frente a 507 (12,15%). Este apoyo, claramente mayoritario en el estamento de clubes, exige sin duda alguna su presentación como candidato y que tenga la oportunidad de exponer su programa a los 50 asambleístas el próximo 23 de marzo, quienes decidirán con su voto libre y secreto el nombre de quien ha de regir el destino de la Federación Navarra de Fútbol en los próximos 4 años.

Sin embargo, en toda la fase de este proceso vivida hasta ahora no cabe solo destacar los aspectos negativos, que evidentemente los ha habido, sino especialmente los positivos, que también los ha habido y muchos. Fundamentalmente señalaría que nos ha permitido apreciar un fútbol navarro vivo, inquieto, vigoroso, participativo, perfectamente conocedor de las fortalezas y debilidades del mismo, que ha realizado numerosas aportaciones y sugerencias, con unas enormes ganas de mirar hacia adelante y sobre todo de sumar esfuerzos por parte de todos.

En todo caso y cualquiera que sea el resultado final, es de desear que el fútbol navarro siga avanzando por caminos de deportividad, de buen hacer, de organización, de mejora de las relaciones interpersonales. Y nada mejor para conseguir estos objetivos que todos sigamos aportando lo mejor de cada uno con ilusión, con ganas, con esfuerzo, con deportividad, lejos de la crispación y del reproche; todos los que forman parte del fútbol navarro, sin duda alguna, nos lo han de agradecer.

Francisco Javier Lorente Pérez, miembro del equipo de Luis Virto

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies