Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Clinton y Trump se alzan victoriosos en el supermartes, pero Cruz y Sanders aún resisten

Clinton y Trump se alzan victoriosos en el supermartes, pero Cruz y Sanders aún resisten

Tal y como se preveía, los grandes triunfadores del supermartes de Estados Unidos han sido Hillary Clinton y Donald Trump. La exsecretaria se ha llevado siete estados, el mismo número que que el republicano Trump. Bernie Sanders y Ted Cruz aún mantienen las esperanzas al haber logrado cuatro y dos estados respectivamente.

El supermartes es una jornada clave, ya que más de una docena de estados han acudido a las urnas para dar su apoyo a alguno de los precandidatos republicanos y demócratas para la Casa Blanca. La gran cantidad de delegados en juego hacía presuponer que los grandes triunfadores acercarían sus caminos hacia posicionarse como los candidatos de sus respectivos partidos.

Clinton apuntala su liderazgo 

image_content_4478765_20160302073841La jornada de votaciones primarias de este martes en EEUU se saldó con contundentes victorias de la ex secretaria de Estado Hillary Clintonpara los demócratas en la mayoría de los estados, aunque el senadorBernie Sanders resistió la embestida de su rival con un más que meritorio desempeño.

El balance definitivo del esperadosupermartes fue de 7 estados para Clinton y de 4 para Sanders, de modo que ambos pueden, de una manera u otra, considerarse victoriosos: la primera porque dio un golpe de autoridad y reivindicó con mayor fuerza, si cabe, el título de favorita, y el segundo porque logró un resultado mejor de lo esperado.

Cabe destacar las victorias de Clinton en la mayoría de estados sureños que votaron en la jornada del martes (Georgia, Alabama, Tennessee, Arkansas y Texas), ya que en todos ellos la ex secretaria de Estado por lo menos dobló los resultados obtenidos por su rival, autoproclamado socialista democrático.

Queda claro que, con la salvedad de Oklahoma, el sur es territorio hostil para Sanders, donde ha cosechado sus peores derrotas de lo que va de proceso de primarias: en Alabama, donde sufrió las mayores pérdidas, terminó más de 60 puntos porcentuales por debajo de Clinton.

En Texas, donde se repartía la mayor cifra de delegados de la noche, la ex primera dama le superó con más del doble de votos (32 % a 66 %) y en Georgia, el otro estado más poblado de los que votaron el martes, la diferencia fue todavía mayor: 28 % para el senador frente al 71 % de Clinton.

La nota disonante en el sur y una de las mayores sorpresas de la noche fue la victoria de Sanders en Oklahoma, uno de los estados más conservadores del país y donde se impuso a su rival por más de 10 puntos.

Ya fuera del sur, la partida se decantó del lado de Sanders, con victorias en Vermont, Colorado y Minesota, mientras que Clinton se llevó, tras una muy disputada batalla, Massachusetts y también Virginia.

Massachusetts fue, sin duda, el estado más reñido de la noche para los demócratas y hubo que esperar hasta que el escrutinio superase el 90 % para ver cómo la ex secretaria de Estado lograba una mínima ventaja de dos puntos porcentuales sobre Sanders.

Sin embargo, ganar en Massachusetts fue un importante golpe por parte de Clinton ya que, por un lado, se apuntó la primera victoria de lo que va de proceso de primarias en un estado claramente norteño; y por otro demostró que es capaz de ganar en la región de Nueva Inglaterra (noreste), donde Sanders se había hecho fuerte con las victorias en Nuevo Hampshire en febrero y Vermont el martes.

Si Alabama fue la cruz de la noche para Sanders, el estado que lo aupó a senador y donde ha desarrollado la totalidad de su carrera política, Vermont, fue la cara, con una victoria que le granjeó el 86 % de los apoyos y dejó a Clinton con sólo el 14 %.

La noche del martes reflejó una vez más la fortaleza de Clinton en los estados con fuerte presencia de minorías (en este caso los afroamericanos en el sur) y la de Sanders en los estados mayoritariamente blancos como Vermont, Minesota y Colorado.

Si esta tendencia se mantiene,Sanders podría ver cómo aumentan las posibilidades de su campaña a medida que la carrera se traslade del sur (donde ha estado muy centrada las últimas semanas) a los estados del norte y el centro del país.

El conocido como “supermartes” repartió entre los dos aspirantes a ser el candidato del Partido Demócrata a la Casa Blanca 865 delegados de los 2.383 necesarios para lograr la nominación, en once estados que celebraron primarias y caucus (asambleas populares) a lo largo y ancho del país.

Trump confirma su liderazgo

En cuanto al Partido Republicano, Donald Trump ha hecho valer la fuerza con la que venía de las anteriores primarias y se ha hecho con un total de siete estados. Georgia, Alabama, Massachusetts, Virginia, Tennessee , Arkansas y Vermont han caído del lado del magnate, que se postula como el claro favorito para ser el candidato republicano para las presidenciales.

Tras llevarse las primarias en New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur, esta jornada del supermartes ha acabado por confirmar a Trump por delante de cualquier otro candidato del ‘establishment’. Los intentos en los últimos debates por parte de sus rivales Ted Cruz y Marco Rubio por desestabilizarle han sido insuficientes y el apoyo al magnate ha sido masivo.

Victorias como en Massachusets, Alabama o Tennessee, con un 49, 44 y 39% de apoyo respectivamente no hacen sino evidenciar que será difícil para los Rubio, Cruz, Kasich o Carson separar a Trump de su sueño de postular a presidente de los Estados Unidos ante los demócratas.

Además, Donald Trump ha tenido unas palabras para Marco Rubio, del que ha dicho es “el gran perdedor de la noche” y que seguro “está siendo una dura noche para él”. Sin embargo, ha reconocido el “excelente” triunfo de Cruz en Texas.

Por último, ha comentado que pretende lograr un Partido Republicano “unido” e “inclusivo” para ganar así la Presidencia ante el bando demócrata, liderado ahora por Clinton.

Cruz y Rubio, únicos posibles rivales

El otro gran triunfador de la noche por parte de los conservadores es Ted Cruz, que aunque se ha visto claramente superado por Trump, ha conseguido dos triunfos importantes en Texas y Oklahoma. El estado tejano, por el que es senador, reparte un total de 252 delegados para los republicanos, por lo que la victoria en este estado le reportará un buen número a Cruz y no a Rubio, que partía con la vitola de rival en este estado.

Tras su doble victoria, el senador por Texas ha pedido a sus compañeros de partido Rubio, Kasich y Carson que se aparten de la carrera por la Casa Blanca, para evitar que Trump salga vencedor. “Mientras el partido siga dividido, la nominación de Trump parece más factible“, ha expresado Cruz.

El tercer candidato en discordia parece ser Marco Rubio, que es quizás el gran perdedor de la jornada, ya que no ha obtenido los resultados esperados y se aleja de Ted Cruz y, sobre todo, de Donald Trump. Únicamente la victoria en Minnesota hace que Rubio mantenga una mínima esperanza de retomar el vuelo.

El senador por Florida ha emitido un discurso algo pesimista, declarando que “los jóvenes americanos creen que el sueño americano está muerto y que, aunque no lo está, tiene muchos problemas”. También ha añadido que espera obtener una importante victoria cuando se celebren primarias en su estado, Florida.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies