Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Rajoy acusa a Sánchez de tomar el pelo a los españoles para abrir su campaña

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al líder socialista, Pedro Sánchez, de “tomar el pelo a los españoles” y protagonizar un “bluf” con el único fin de sobrevivir y de iniciar su campaña electoral ante unos nuevos comicios.

En el debate de investidura, Rajoy ha arremetido con fuerza contra Sánchez y sus negociaciones para intentar formar gobierno, y también contra el pacto que ha firmado con Ciudadanos, un acuerdo “de muy limitada relevancia” que se ha presentado como si fuera el “Pacto de los Toros de Guisando”.

 Además ha reprochado a Sánchez que tras firmar este pacto haya decidido “sabotearse a sí mismo” organizando “una subasta de última hora” para tratar de sumar a otros partidos antes de la votación de hoy, ofreciendo un “sinfín de prebendas” para ver si “algún despistado” acababa votándolo.

Mariano Rajoy ha arremetido también contra el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cuando ha advertido de las versiones “contradictorias” que él y Sánchez hacen del pacto que han firmado, y mientras el primero dice que está hecho “al gusto del PP”, el líder socialista lo califica “de izquierdas” para convencer a Podemos

“¿Qué es este curalotodo, el bálsamo de Fierabrás”, ha ironizado Rajoy, quien ha afeado a Sánchez haberse pasado un mes “improvisando programas, poniendo y quitando cosas hasta el último minuto, como quien prepara el menú de la boda para dejarla al gusto de todos.

En suma, el líder del PP ha reprochado a Sánchez que, tras comprobar que no podía pactar con Podemos por las “exigencias” del partido de Pablo Iglesias, haya empleado este último mes montando una “comedia” para asegurarse la supervivencia y “apostar por las elecciones”.

Y ha acusado al secretario general del PSOE de no haber sido “leal” en este periodo con los españoles, a quienes les ha “ocultado la verdad” y les ha hecho “esperar contra toda esperanza”.

El presidente del Gobierno en funciones ha considerado que, en realidad, Sánchez “no ha movido un dedo” para formar gobierno, mientras ha vetado en todo momento al PP, el partido que ganó las elecciones, y ha tratado de vender a los españoles que quien había vencido en realidad era “un tal señor cambio”.

Como el “ejemplo más singular de cerrazón que ha conocido la política española” ha definido Rajoy la decisión de Sánchez de rechazar cualquier asociación con el PP y de rechazar incluso “la conversación” con los ‘populares’, que representan a más de siete millones de votantes.

Rajoy, que ha vuelto a justificar su rechazo al ofrecimiento del Rey ser candidato a la investidura, ha recurrido a la economía para justificar la negativa de su grupo a la investidura del líder socialista.

Así, ha advertido de que la actitud de Sánchez en este proceso ha “abierto de par en par una gran puerta a la desconfianza” y España ha pasado de ser un estímulo en Europa a convertirse en una “zona de sombra”, mientras quedan aparcadas muchas decisiones económicas, inversiones, iniciativas empresariales y ofertas de empleo.

Igualmente ha señalado que “el pasado no le avala” a Sánchez, porque los socialistas son quienes “siembran déficit y paro con la misma naturalidad que noviembre trae los catarros y la primavera las alergias”.

“¿Quién nos garantiza que no volverán ustedes a las andadas?”, ha preguntado Rajoy a los socialistas, además de advertir de que sería “devastador” que se derogasen todas las reformas que ha puesto en marcha su Gobierno.

Por eso ha lamentado que ese gobierno “reformista y de progreso” del que habla el líder del PSOE consista en realidad en “la voladura del edificio” y en el “retorno al pasado” y ha insistido en que el PP tiene que decir no a un programa que apuesta por la “contrarreforma” de la política económica y social de la pasada legislatura.

En este discurso plagado de ironías y reproches, en el que en más de una ocasión se ha dirigido a los socialistas con menosprecio como si no fuesen capaces de entender sus palabras, Mariano Rajoy ha acabado criticando a Pedro Sánchez que haya hecho esperar a los españoles “contra toda esperanza”.

Y le ha reprochado haber firmado un pacto que parecía en realidad una “declaración solemne” de la inauguración de una campaña electoral.

Con la definición de bluf, que según el diccionario es un “montaje propagandístico para crear un prestigio que posteriormente se revela falso”, ha acabado Mariano Rajoy, quien ha apelado a su deber de votar contra lo que supone, ha dicho, una “amenaza para los intereses de los españoles”.

Otras noticias publicadas

2 Comentarios

  1. Natalia

    Lo positivo de estos casi tres meses de tragicomedia política es, que los españoles estamos aprendiendo algo más sobre nuestra clase política y sus líderes. Algunos se habrán llevado desengaños.

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies