Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El comité de TRW vuelve a exigir la retirada del ERE: “Nadie en su sano juicio negociaría con eso encima de la mesa”

El comité de TRW vuelve a exigir la retirada del ERE: “Nadie en su sano juicio negociaría con eso encima de la mesa”

Los representantes de los trabajadores comparecen en el Parlamento para pedir apoyo en su conflicto laboral

El comité de empresa de ZF TRW en Landaben ha reclamado nuevamente a la dirección de la compañía que retire el ERE “injusto” de 250 despidos que ha planteado para la fábrica de Pamplona y ha reclamado el inicio de negociaciones en un “marco normalizado” y sin “imposiciones”.

“El ERE es injusto. Nadie en su sano juicio negociaría con esto encima de la mesa. Y encima la empresa dice que ha hecho todo lo posible y que la solución son 250 despidos y un convenio sin garantizar ningún tipo de futuro para los trabajadores que se quedan”, ha criticado el presidente del comité de empresa, Josi Álvarez, durante una comparecencia en el Parlamento de Navarra, que se ha celebrado a petición de todos los grupos políticos.

Al mismo tiempo, decenas de trabajadores de la compañía se han concentrado frente al Parlamento de Navarra tras llegar en manifestación desde la sede de la compañía en Landaben.

Josi Álvarez ha explicado que en una reunión celebrada este martes con la compañía, la segunda desde que se anunció el ERE con 250 despidos, el comité ha vuelto a exigir la retirada del expediente y el inicio de una negociación para el futuro de la fábrica.

El presidente del comité ha ensalzado la trayectoria de más de 50 años de TRW en Pamplona, “generando miles de empleos, generando riqueza” y con una representación sindical que “siempre ha llegado a acuerdos con la dirección para seguir en ese camino”.

Se ha detenido en la negociación llevada a cabo en el año 2013, cuando la compañía planteó el despido de 400 trabajadores y el recorte de las condiciones laborales, y finalmente fue posible un acuerdo entre dirección y comité.

“La dirección reconoció el esfuerzo de la plantilla y presentó un plan industrial para el futuro de la planta. En este plan industrial se recogía trabajo para más de 200 personas con nuevas tecnologías con un horizonte para diez años. Esto es lo que nos habían firmado, a cambio de unas condiciones que nosotros también firmamos”, ha dicho.

“Han traído un experto liquidador”

Sin embargo, ha lamentado que “durante estos tres años ya se iba viendo que alguna carga de trabajo no venía, pero no queríamos pensar que el plan industrial firmado por la empresa no se iba a cumplir”. “Nuestra parte sí la hemos cumplido”, ha indicado.

Josi Álvarez ha lamentado además que “hoy nos encontramos en una situación bastante peor que la de 2013, porque ha cambiado el modelo de negociación de la compañía, que ha traído un experto liquidador” para llevar a cabo las negociaciones. “Nosotros vamos a trabajar para tener un convenio, aunque este mismo señor ha dicho que el tema de los convenios es anticuado, que no son necesarias las reglas, y que el convenio solo es necesario si no nos fiamos entre nosotros. ¿Cómo nos vamos a fiar de unas personas que firman un acuerdo y no lo cumplen?”, ha planteado, para censurar también la “falta de información” sobre la situación de la compañía.

Colaboración política

Además, Josí Álvarez ha trasladado a los parlamentarios que los trabajadores van a solicitar “mucha ayuda” a los representantes políticos. En este sentido, ha pedido que las instituciones hablen con ZF Europa (grupo que adquirió TRW) y también con Volkswagen para tratar de que medie en una solución. Asimismo, Josi Álvarez ha pedido que se traslade esta situación al ministro de Industria y al Parlamento Europeo.

También ha demandado que se reformen las subvenciones ligadas al empleo con el fin de establecer mecanismos de control. “No es lógico que una empresa se lleve subvenciones de todos los navarros y se inviertan en otros países”, ha indicado.

Otros miembros del comité también han intervenido para decir que “esto es tan sencillo como que alguien que igual gana un millón de euros viene a la puerta de tu fábrica y te dice que el futuro de tu familia depende de que te bajes tu salario de 1.500 euros”. “Estamos ante un chantaje de las multinacionales”, han censurado.

Han mencionado además que el año pasado TRW Pamplona terminó el ejercicio con 620 trabajadores fijos y una media de 100 eventuales y no sería posible trabajar “de manera normal con 250 trabajadores menos”. “Lo que se quiere es bajar el poder adquisitivo de los trabajadores”, han advertido.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies