Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El cuerpo humano será el centro del “Internet de las cosas”

El cuerpo humano será el centro del “Internet de las cosas”

Llegará un momento en que los bio-circuitos estarán en el dominio público, y el cerebro humano se convertirá en parte integral de la red

La científica y socióloga Lorena Nessi escribe en Brain Blogger que “actualmente vivimos rodeados por una red de dispositivos electrónicos conectados y en continua expansión; hay quienes le llaman Internet de las cosas (IoT), donde Internet se incrusta en cada objeto ‘inteligente’, ya sea virtual o físico, dotado de un sistema de computación identificable, que pasa a formar parte de la red”.

Según la Dra. Nessi, esta situación es objeto de un intenso debate, que genera expectación y, ocasionalmente, serias preocupaciones. Al respecto, cita al científico Stephen Hawking, quien ha advertido que la tecnología plantea un considerable riesgo de destruir a la humanidad en el próximo siglo. La Dra. Nessi desarrolla el tema señalando que Internet de las Cosas consiste no sólo de dispositivos inteligentes conectados, como tabletas o teléfonos móviles, sino también objetos como lavadoras, termostatos y sistemas de iluminación en hogares.

Todos estos elementos avanzan hacia un sistema de computación descentralizada, que genera innumerables conexiones entre personas, en todo el mundo. Esto implica una capacidad cada vez mayor de comunicarse, organizarse, trabajar y enviar instrucciones desde locaciones remotas. “Sólo podemos imaginarnos el potencial de flujo y entrega de comandos a futuro, como asimismo la cascada de dificultades de privacidad y seguridad necesariamente asociadas al concepto”.

La científica señala que el cuerpo humano en sí será “aumentado”, convirtiéndose así en una nueva unidad de Internet de las Cosas. “Nuestros cuerpos podrían convertirse en el vehículo para una verdadera mina de información personal y seguridad, que dará pie a problemáticas en el ámbito de la filosofía y la seguridad, donde nuestros cerebros no sólo serán la única ubicación dentro de nuestro yo físico, donde se almacene la información. Las implicaciones son formidables, debido a que hay muchos aspectos desconocidos sobre la forma en que la identidad, como asimismo las normas culturales y sociales, podrían verse alteradas con un ser humano porta-chip”.

La Dra. Nessi concluye su artículo señalando que la situación planteada sólo constituye la punta del témpano, ya que indudablemente en algún momento los bio-circuitos estarán en el dominio público, y el cerebro humano se convertirá en parte integral de la red, “donde ya no estaremos hablando de una red de cosas, sino red de seres”.

Se diluyen las fronteras hombre-máquina

Según el Instituto VINT, laboratorio de tendencias de Sogeti, en la nueva era tecnológica abierta con el denominado Internet de las cosas se produce un nuevo tipo de relación entre el ser humano y los objetos que le rodean, diluyendo las fronteras entre hombre y máquina. Según el informe, se van a sustituir los actuales dispositivos de mano por terminales insertados en, sobre o dentro de nuestro propio cuerpo; para recibir y emitir información, lo que creará un sentimiento de empatía entre el hombre y las máquinas.

VINT ha identificado seis categorías de lo que han denominado “cosas empáticas”: wearables (adjuntas a la piel, proporcionan una visión en datos corporales tales como el ritmo cardiaco); augmentables (complementan los sentidos con datos procedentes del entorno del usuario); surroundables (combinan datos del cuerpo del ser humano con información externa); enchantables (objetos cotidianos equipados con tecnología inteligente); swallowables (convierten los datos del cuerpo en un identificador digital) y biohackables (implantados bajo la piel para mejorar el desarrollo humano). Definidas en función del lugar que ocupan en nuestro cuerpo (en, sobre o alrededor) y del tipo de información que reciben y producen.

El cerebro humano puede almacenar todo el contenido de Internet

El Internet de las Cosas ya está “sincronizado con la vida real”

El Internet de las Cosas estará en el punto de mira del cibercrimen

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies