Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Relacionan consumo de alcohol en la adolescencia con la adicción en edad adulta

Relacionan consumo de alcohol en la adolescencia con la adicción en edad adulta

Un trabajo del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia relaciona el consumo abusivo de alcohol en la adolescencia con la predisposición de ser adicto en edad adulta y abre las posibilidad de desarrollar tratamientos que modulen el sistema neuroinmune para combatir estos efectos a largo plazo.

También ha constatado la vulnerabilidad del cerebro adolescente a los efectos neurotóxicos del etanol y sus consecuencias a largo plazo, como los déficit cognitivos y el aumento de la ansiedad y el riesgo al abuso del alcohol.

La investigación, que ha sido publicada en la revista especializada ‘Brain, Behavior and inmunity’, ha sido realizada por el Laboratorio de Patología Celular y Molecular del Alcohol del CIPF, con Consuelo Guerri como investigadora principal, junto a Jorge Montesinos y María Pascual.

Los investigadores han podido describir los mecanismos moleculares en los déficit cognitivos a largo plazo relacionados con el consumo de alcohol en la adolescencia.

La investigación ha demostrado la importancia del sistema inmune en los síntomas a largo plazo del abuso del alcohol en la adolescencia.

Los resultados muestran un nuevo papel de la función neuroinmune y abre la posibilidad de desarrollar tratamientos farmacológicos que modulen el sistema neuroinmune para combatir los efectos a largo plazo del abuso de alcohol en adolescentes, incluyendo la predisposición a la dependencia y trastornos cognitivos relacionados.

Según los investigadores, la droga de la que más se abusa durante la adolescencia es el alcohol, y el ‘botellón’ o los «atracones» (consumo intensivo de alcohol) son los patrones de consumo más frecuentes.

Una de las consecuencias de este consumo abusivo es la falta de memoria y problemas en el aprendizaje o atención, y a largo plazo, el alto riesgo a desarrollar una dependencia al alcohol en la edad adulta.

Según Guerri, prohibir a los adolescentes que consuman alcohol puede no ser efectivo, ya que pueden seguir haciéndolo, y, por ello, recomienda que no consuman una elevada dosis de alcohol todos los fines de semana y, si lo hacen, que sea junto con algo sólido.

La investigadora explica que la neurotoxicidad por el alcohol es mayor en las mujeres que en los hombres y la misma cantidad de alcohol provoca más cambios en el cerebro femenino que el masculino.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies