Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La precaución y la vigilancia se imponen tras el fin de la epidemia de ébola

La precaución y la vigilancia se imponen tras el fin de la epidemia de ébola

La epidemia de ébola en África occidental ha concluido después de que Guinea, Libera y Sierra Leona superaran el periodo que garantiza que la transmisión del virus se ha interrumpido, pero el riesgo de que aparezcan nuevos casos obliga a la precaución y a mantener la vigilancia.

Tras confirmar la buena noticia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aclaró hoy que “el trabajo no está terminado” porque los tres países “afrontan un alto riesgo de pequeños brotes adicionales” de la grave enfermedad.

“Hoy hemos alcanzado un hito importante en la lucha contra el Ébola, pero no debemos dejar lugar a la complacencia. Es necesario seguir alerta para eliminar la posibilidad de que esta enfermedad mortal reaparezca. Las comunidades de Liberia todavía tienen que ser cautas y mantener prácticas básicas de higiene para evitar nuevos casos”, explica el director general de Plan International Liberia, Koala Oumarou.

Según recuerda la directora general de Plan International España, la directora general de Plan Internacional España, Concha López, esta enfermedad se ha cobrado en dos años la vida de 11.315 personas y ha supuesto la pérdida de medios de vida y el empobrecimiento de los países afectados.

Durante este tiempo, Plan International ha dado respuesta a la emergencia en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry, trabajando con las comunidades, en alianza con las estructuras estatales, y priorizando la atención y protección de los niños que, según recuerda la ONG, son “los más vulnerables a sufrir violaciones de sus derechos en crisis y emergencias”.

Asimismo, la ONG ha conseguido el compromiso de las comunidades en el uso de medios de comunicación como la radio con fines educativos y de sensibilización en Liberia, la formación de personas en espacios abiertos en Guinea Conakry o el cambio de prácticas funerarias en Sierra Leona.

También se han asegurado de que los más de 22.000 niños que han quedado huérfanos por el virus del Ébola tuvieran la atención familiar y psicosocial adecuada y evitar la estigmatización y los abusos.

Además, han trabajado para mejorar el acceso a los servicios de agua y saneamiento en los centros de salud y las escuelas y ha distribuido alimentos a las familias que han perdido sus medios de vida por la epidemia.

Prevención del virus del Ébola

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el control y prevención del virus del Ébolase basa en tres pilares fundamentales:

  • Controlar la infección en animales: actualmente no hay vacunas dirigidas a prevenir la infección por virus del Ébola-Reston en animales, es por ello que se deben aplicar métodos químicos de desinfección utilizando hipoclorito de sodio y otros detergentes de forma regular en las granjas de animales como monos y cerdos. Ante la sospecha de cualquier brote del virus los animales deben ponerse en cuarentena o podrían incluso sacrificarse para evitar la transmisión a seres humanos.
  • Disminuir el riesgo de la infección humana: al no existir una vacuna para seres humanos ni tampoco un tratamiento específico contra la infección por el virus del Ébola la educación de la población en riesgo es un arma fundamental. Se deben implementar campañas de concienciación sobre los distintos factores de riesgo y las medidas de protección frente a ellos. En ciertos países africanos, al ocurrir un brote de ébola se activan mecanismos de información y difusión de mensajes para reducir los riesgos de transmisión, los cuales deberán enfocarse en los siguientes aspectos:
    • Disminuir el contacto con animales salvajes que pudieran estar infectados como simios, monos y algunos tipos de murciélagos. Evitar el consumo de carne cruda.
    • Empleo de guantes y prendas protectoras para manipular animales.
    • Utilizar guantes, mascarillas y batas especiales para disminuir el riesgo de transmisión de persona a persona como consecuencia del contacto estrecho con personas infectadas, en particular con sus líquidos corporales.
    • Lavarse las manos frecuentemente, sobre todo después de visitar a familiares enfermos en el hospital, así como después de haber cuidado a enfermos en el hogar.
    • Difundir mensajes de información a la población sobre las características de la enfermedad y de las medidas de control del brote, en particular la inhumación de cadáveres.
  • Prevenir la infección del ébola en los centros de salud: esto se refiere al uso de medidas de aislamiento y utilización de equipos necesarios (guantes, tapabocas, batas) para reducir el riesgo de transmisión desde los enfermos hacia el personal sanitario, como médicos, enfermeras, así como técnicos de laboratorio que manipulan sangre y otros líquidos corporales de los pacientes infectados con el virus.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies