Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Estrasburgo ampara que un jefe inspeccione los correos privados de un trabajador

Estrasburgo ampara que un jefe inspeccione los correos privados de un trabajador

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dio su visto bueno por primera vez a que un empleador espíe los mensajes privados en la cuenta profesional de internet de un trabajador, informaron hoy fuentes de la corte.

En la sentencia, los jueces de Estrasburgo concluyeron que los tribunales de ese país, que habían dado la razón a la empresa frente a las denuncias del empleado finalmente despedido, alcanzaron “un justo equilibrio entre el derecho del demandante al respeto de su vida privada” y “los intereses del empleador”.

Estrsburgo considera  no es “abusivo que el jefe quiera comprobar si sus empleados realizan tareas profesionales en sus horas de trabajo” e hicieron notar que el empresario “accedió a la cuenta de Barbulescu pensando que contenía comunicaciones con sus clientes”.

El TEDH recordó que los tribunales rumanos no han hecho mención al contenido concreto de los mensajes.

Bogdan Mihai Barbulescu, de 36 años, trabajó entre 2004 y 2007 en una empresa privada como ingeniero encargado de las ventas. Sus jefes le pidieron que abriera una cuenta de Yahoo Messenger para responder a las demandas de los clientes.

La compañía informó al demandante el 13 de julio de 2007 de que sus comunicaciones por Yahoo Messenger “habían sido vigiladas del 5 al 13 de julio”, y que esos registros demostraban que “había utilizado internet con fines personales”.

Entre las comunicaciones intervenidas, había transcripciones de mensajes con su hermano y su novia “acerca de cuestiones personales como su salud o su vida sexual”.

El 1 de agosto de ese año la empresa dio por finalizado su contrato de trabajo “por infringir el reglamento interior de la empresa que prohibía el uso de sus recursos con fines personales”.

Los tribunales rumanos rechazaron la demanda que Barbulescu presentó por violación de su derecho a la correspondencia después de que la empresa consultara sus comunicaciones, ya que el demandante había sido debidamente informado del reglamento interior.

El Tribunal de Apelación juzgó la conducta del empleador “razonable”, ya que la vigilancia de las comunicaciones “fue el único medio para establecer que había habido una infracción disciplinaria”.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies