Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Mutismo en Zarzuela ante el comienzo del juicio del caso Nóos

Mutismo en Zarzuela ante el comienzo del juicio del caso Nóos

La Infanta Cristina se sentará mañana en el banquillo sin título nobiliario y vetada en Marivent

El Rey Felipe VI ha marcado distancias con su hermana hasta el punto de prohibirle hacer uso del ducado de Palma

Desde el Palacio de Zarzuela el mutismo es absoluto en torno al procedimiento judicial que ha llevado a la hermana del Rey hasta el banquillo, acusada de dos delitos fiscales relacionados con la presunta trama corrupta en torno al instituto Nóos, promovido por su esposo.

Don Felipe no tiene ningún acto oficial programado para el lunes; a la espera de que el miércoles se constituyan las Cortes y abra su ronda de consultas con las fuerzas políticas para proponer un candidato a la Presidencia, su agenda de la semana no tiene actividades públicas.

Vetada en Marivent

La Infanta Cristina no podrá alojarse en el Palacio de Marivent durante su estancia en Palma a partir de la semana próxima para asistir al inicio del juicio del ‘caso Nóos’, en el que está acusada como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales presuntamente cometidos por su marido, Iñaki Urdangarin.

La infanta Cristina, hermana menor de Felipe VI, se sienta mañana en el banquillo en el juicio por el caso Nóos, en el que también está acusado su marido, Iñaki Urdangarin, sin que la Casa del Rey tenga previsto pronunciarse en ningún sentido sobre el arranque de la vista oral.

Una decisión del tribunal determinará si, en aplicación de la llamada doctrina Botín marcada en 2007 por el Tribunal Supremo, queda o no exonerada del juicio.

Felipe VI prohibe a la infanta hacer uso del ducado de Palma

Desde la proclamación de Felipe VI como Rey, éste marcó nuevas distancias con sus cuñados, hasta el punto de retirarle a ella en junio pasado el título de duquesa de Palma, y por extensión el de duque de Palma a su marido. Desde esa fecha, tanto la Infanta como Urdangarin tienen expresamente prohibido hacer uso de ese título nobiliario.

Con esa decisión –le compete en exclusiva al Rey la concesión o revocación de títulos nobiliarios– Felipe VI quiso demostrar que está cumpliendo con la hoja de ruta que se marcó en su discurso de proclamación aquella mañana del 19 de junio de 2014, cuando se comprometió a hacer más ejemplar la Monarquía, como demandan “con razón” los ciudadanos.

Sea como sea, la Casa del Rey seguirá guardando la distancia y prudencia que ha caracterizado a la institución desde que doña Cristina quedó fuera de la Familia Real cuando fue proclamado su hermano, en junio de 2014, al pasar de hija a hermana de Rey.

La infanta Cristina ya había quedado mucho antes alejada de la actividad oficial de la Familia Real, desde finales de 2011.

Una vez que abdicó su padre, el Rey Juan Carlos, y su hermano asumió la Corona, la nueva conformación de los miembros de la Familia Real, de la que quedaron excluidas las hermanas del Monarca, ratificó su completo apartamiento de los actos institucionales.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies