Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Aumenta la precariedad e inestabilidad del empleo en Navarra desde 2012

Aumenta la precariedad e inestabilidad del empleo en Navarra desde 2012

El Gabinete de Estudios de CCOO ha hecho público el estudio “Las transformaciones del empleo en Navarra”, en el que se analizan los cambios que ha tenido la población trabajadora navarra en su situación laboral desde el año 2012

Estudio, enmarcad0 en el Observatorio Navarro de Empleo, se ha basado en 806 encuestas realizadas a trabajadores que han experimentado algún cambio significativo en su empleo, bien en términos de calidad del mismo (salario, situación contractual, duración de la jornada, carga de trabajo, etc.) o bien en términos de cambio de puesto o empresa.

Los resultados de la encuesta confirman y cuantifican el impacto que la crisis ha tenido sobre la calidad del empleo a través del análisis de las transiciones laborales. En términos generales, el estudio alerta de una mayor precarización en la relación contractual, una importante devaluación salarial y un significativo empeoramiento de las condiciones de trabajo.

Según la encuesta, el 71,5% de la población ocupada actualmente en Navarra ha experimentado algún cambio significativo en su empleo desde el año 2012, fecha en la que entro en vigor la última Reforma Laboral, ya sea de tipología de empleo, salario, modalidad de contrato, carga de trabajo, jornada, cambios en los horarios o cualificación del puesto. De ellos, el 24,2% manifiesta haber cambiado de empresa, en sintonía con los elevados índices de rotación que muestra el mercado de trabajo en los últimos años.

Desde el punto de vista de la calidad del empleo, la encuesta detecta importantes cambios en términos de carga de trabajo (73% de los encuestados), salarios (66%) y duración de la jornada laboral (36,5%). La máxima “trabajar más para cobrar menos” es una de las conclusiones que ven su reflejo en los resultados de la encuesta: el 41,2% de la población trabajadora que ha experimentado cambios en su empleo afirma que su salario es peor, frente al 34% que dice ser igual y el 24,9% que afirma que ha mejorado; a su vez, uno de cada dos encuestados destaca que la carga de trabajo ha empeorado, frente al 27,3% que dice ser igual o el 23,2% que afirma que ha mejorado; en relación a la duración de la jornada, el 19,3% destaca que ha empeorado, mientras que el 17,2% dice que ha mejorado.

El estudio pone de manifiesto otras realidades que redundan en la idea de empeoramiento de las condiciones de trabajo: El 33,5% de la población encuestada que tenía un contrato indefinido y ha percibido un cambio en términos de estabilidad desde el año 2012, trabaja actualmente en la modalidad de contrato temporal. Asimismo, el 33,5% de la población encuestada que tenía una jornada completa y ha percibido un cambio en términos de duración de la jornada, trabaja actualmente a jornada parcial. Cabe señalar que de ellos, el 70,8% afirma no haber podido encontrar un empleo a jornada completa, poniendo de relieve el peso de la involuntariedad de las jornadas parciales.

De la encuesta también se deduce que el 51,4% de la población encuestada que tenía un horario convencional y ha percibido un cambio en términos de distribución de los horarios desde el año 2012, trabaja actualmente en la modalidad de horarios anómalos. Asimismo el 54,2% de la población encuestada que antes de 2012 percibía un salario mensual inferior a los 1.000 euros y que ha percibido un cambio en relación a esta cuestión, no ha conseguido percibir un salario superior a dicha cifra. Por su parte, el 34,8% de la población que ha experimentado algún cambio en términos de carga de trabajo realiza ahora tareas que antes realizaban otras personas en puestos similares.

Claves para entender el aumento de la precariedad laboral

El estudio analiza también el contexto en el que se produce el proceso de precarización laboral a través del análisis de fuentes secundarias (EPA, paro registrado y afiliación a la Seguridad Social). En términos cuantitativos, Navarra tiene en 2015 a 125.600 personas en situación de precariedad, entendido como la suma de las personas que están en desempleo, más las personas que tienen un contrato temporal, más las que tienen una jornada parcial

En apenas 7 años, la proporción de personas en situación de precariedad laboral en Navarra ha crecido un 23,5%. La Comunidad Foral ha pasado de tener una proporción de precariedad sobre la población activa del 32,8% en 2008 al 40,6% en 2015.

Puntos clave para entender la precariedad laboral según CCOO

Propuestas del sindicato

grafica indicadores empleo desde 2012 ccoo

Estudio completo

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies