Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Obama, emocionado, pide valentía a Congreso y “urgencia” para controlar armas

Obama, emocionado, pide valentía a Congreso y “urgencia” para controlar armas

El presidente de EE UU, Barack Obama, pidió este martes, entre lágrimas, actuar con “urgencia” para mejorar el control de las armas de fuego, al subrayar que el país ha vivido “demasiados” tiroteos masivos y que el Congreso tiene que ser “valiente” para legislar al respecto.

Visiblemente emocionado y entre lágrimas cuando recordó a los 20 niños asesinados en el tiroteo en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut) en 2012, Obama presentó en la Casa Blanca un paquete de medidas ejecutivas cuya pieza principal es una nueva regulación para ampliar la verificación de antecedentes de aquellos que compran un arma.

Conocido por su contención, Obama no pudo o no quiso contenerse este martes. “Cada vez que pienso en esos niños (los de Newtown) me enfurezco”, dijo entre lágrimas el presidente, quien también lloró ante las cámaras el día de esa matanza y cuya mayor frustración en el cargo ha sido el fracaso de sus esfuerzos para reducir la violencia causada por las armas.

Mark Barden, padre de uno de esos niños de Newtown, fue el encargado de presentar el discurso de Obama, quien también se acordó de la excongresista Gabrielle Giffords, presente en el acto de hoy y que resultó gravemente herida en un tiroteo en Tucson (Arizona) hace cinco años.

Las medidas presentadas hoy por Obama son limitadas, ya que sus asesores han considerado que acciones como establecer unilateralmente la universalidad de la revisión de antecedentes o prohibir los cargadores de munición de alta capacidad van más allá de su autoridad legal.

Una de las piezas clave del paquete ejecutivo de Obama es la que requiere que toda persona que haga negocio con la venta de armas se registre, obtenga una licencia federal y, por tanto, asuma la obligación de revisar los antecedentes criminales y de salud mental de sus compradores.

Hasta ahora, solo los vendedores de armas con licencia federal estaban obligados a revisar los antecedentes, mientras que las ventas informales como ferias o internet servían a menudo para esquivar este mecanismo de control.

Además, Obama quiere que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) contrate a más de 230 examinadores y otro personal adicional para acelerar el proceso de las revisiones de antecedentes, y ha solicitado al Congreso más fondos para mejorar el acceso a los servicios de salud mental.

Como hicieron antes de conocer los detalles de las medidas, los republicanos repitieron hoy las críticas y el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, adelantó que el decreto de Obama será “desafiado en los tribunales”.

Pese a la “urgencia” solicitada hoy por Obama para abordar el problema, una encuesta de Gallup divulgada este lunes mostró que el control de las armas ocupó el puesto número 19 en la lista de las 23 principales preocupaciones de los estadounidenses durante 2015.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies