Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El café puede ser una buena ayuda para prevenir la diabetes tipo 2

El café puede ser una buena ayuda para prevenir la diabetes tipo 2

Beber tres o cuatro tazas al día puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2. Un estudio de la Escuela de Harvard de Salud Pública ha visto que las personas que aumentaron la cantidad de café que bebían todos los días en más de una taza durante un período de cuatro años tenían un riesgo un 11% más bajo de padecer diabetes tipo 2 que aquellos que no realizaron cambios en su consumo de café. Además, el estudio muestra que aquellos que disminuyeron su consumo de café en más de una taza al día incrementaron su riesgo de diabetes tipo 2 en un 17%.

Ahora, unos científicos han identificado dos compuestos que contribuyen a este beneficio para la salud. Este hallazgo podría algún día ayudarles a desarrollar nuevos medicamentos para prevenir y tratar mejor la enfermedad.

Los pacientes con diabetes tipo 2 se convierten en resistentes a la insulina, una hormona que ayuda a convertir la glucosa de los alimentos en energía. Para superar esta resistencia, el páncreas produce más insulina, pero al final, deja de poder fabricar la suficiente. Los niveles altos de glucosa en sangre pueden causar problemas de salud, como ceguera y daños en los nervios.

A varios factores de riesgo genéticos y de estilo de vida se les ha relacionado con el desarrollo de la diabetes tipo 2, pero se ha demostrado que beber café ayuda a retrasar su aparición. Se creía que la cafeína era la responsable, pero los estudios han mostrado que esta tiene solo un efecto a corto plazo sobre la glucosa y la insulina, y que el café descafeinado posee el mismo efecto que la versión normal de la bebida.

Para investigar qué componentes bioactivos del café son los responsables de la prevención de la diabetes, el equipo de Søren Gregersen, de la Universidad de Aarhus en Dinamarca, probó los efectos de diferentes sustancias del café en líneas celulares de rata.

Tanto el cafestol como el ácido cafeico incrementaron la secreción de insulina cuando se añadía glucosa. El equipo también encontró que el cafestol aumentó la captación de glucosa en células musculares, alcanzando los niveles logrados por un fármaco antidiabético que se receta actualmente.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies