Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Tal día como hoy… Se rinde Boabdil y se entrega el reino de Granada a los Reyes Católicos.

Tal día como hoy… Se rinde Boabdil y se entrega el reino de Granada a los Reyes Católicos.

Por José V. Ciordia, historiador

El 2 de enero de 1492 se produce la rendición de Boabdil y la entrega del reino de Granada a los Reyes Católicos.

El reino de Granada era el único reino musulmán de la Península a finales del siglo XV. Abarcaba una gran extensión que empezaba en las montañas de Sierra Nevada y llegaba a la costa gaditana, adentrándose en la provincia de Málaga y en tierras de Córdoba, Jaén y Sevilla. Durante años había sobrevivido entre los poderosos reinos cristianos aprovechando las desavenencias que surgían entre ellos y pagando el correspondiente tributo. Sin embargo, los Reyes Católicos pudieron ocuparse de la que consideraban la gran asignatura pendiente de la cristiandad: culminar la Reconquista.

La conquista de Granada se prolongó durante 10 años, desde el 1 de marzo 1482 cuando las tropas cristianas atacaron Alhama hasta el día 2 de Enero de 1492 cuando Boabdil firmó las llamadas capitulaciones o el tratado por el que se rendía el reino Nazarí. El cerco de Granada, duró ocho meses y nueve días.

El reino nazarí se adelantó en la contienda apoderándose, en 1481, de la fortaleza de Azahara. Donde toda la población cristiana fue asesinada.  Los Reyes Católicos respondieron al ataque y emprendieron una escalada de refriegas fronterizas que ya no se detendría hasta la victoria final.

Primero fueron Alhama y Loja, luego vendrían Ronda y Málaga. Durante el primer asedio de Loja, de graves pérdidas para los cristianos, sucedió algo inesperado. Los hijos de Abú-al Hassan, sultán de Granada,  Abdalá y Yusuf, iniciaron una revuelta contra su padre. Abdalá, Boab­dil para los cristianos, cuya madre había sido repudiada por su padre,  se hizo con el control de Granada y su hermano con el de Málaga, presentando batalla común a Fernando el Católico. Sin embargo, Boabdil cayó preso en la batalla de Lucena (1483),  y los Reyes Católicos acordaron con él una tregua de dos años antes de dejarle en libertad.

Los Reyes aprovecharon las discordias entre hermanos y su cercanía a Boabdil para acordar la rendición de Granada a cambio de tierras y títulos para el emir. Quedaba aún la resistencia de su hermano, apodado «El Zagal», que no cedió Málaga sin brindar una enconada resistencia. Tras la caída del Zagal, Boabdil comenzó a negociar en secreto. La ciudad se rendía el  2 de Enero de 1492.

En solemne acto, se produjo la entrega simbólica de las llaves entre Boabdil y los Reyes Católicos. Boabdil, pasó a reunirse con su familia que se había adelantado con los efectos más preciosos por el camino de las Alpujarras.  Cuenta la leyenda que llegando  a un montecillo desde donde se descubría por última vez la ciudad de Granada,  allí detuvo el caballo,  y al dirigir su mirada  sobre aquellos lugares de su pasada grandeza, su corazón se llenó de dolor y no pudo menos que llorar. Le replicó su madre, “Llora, llora como mujer la pérdida de un reino por cuya defensa no has sabido morir como un hombre”

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies