Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

OPINIÓN: Por qué es bueno que se hunda este bipartidismo

OPINIÓN: Por qué es bueno que se hunda este bipartidismo

Ayer comentaba que una de las buenas noticias de las elecciones del pasado 20-D es el colapso del bipartidismo: la pérdida de votos y escaños sufrida por el PP y el PSOE, que ahora se ven obligados a buscar pactos con otros, o entre sí, para conformar una mayoría estable.

Para entender por qué es bueno que PP y PSOE reciban un varapalo, permítanme invitarles a analizar cuál ha sido la respuesta de ambos partidos a los resultados electorales.

En los dos casos, la reacción inmediata ha sido comenzar a discutir quién y cómo forma gobierno. En el caso del PSOE, han aflorado algunas discusiones internas que tiene más que ver con las ambiciones personales que con ninguna otra cosa; en el caso del PP, ni siquiera eso. Se habla de quién ha quedado primero, de con quién pactar o no pactar, de líneas rojas para conformar mayorías, de eventuales congresos futuros…

¿Qué echan ustedes a faltar en todo eso?

Ni PP ni PSOE han dicho esta boca es mía sobre el por qué de sus catastróficos resultados, más allá de dos tonterías a puerta cerrada que soltó Rajoy ante el Comité Ejecutivo de su partido.

Ni Sánchez ni Rajoy han comparecido ante los españoles para explicar qué ha pasado. Ni Sánchez ni Rajoy han acusado recibo de la pérdida de 3 millones y medio de votos, en el caso del PP, y de 1 millón y medio en el caso del PSOE. Ni Sánchez ni Rajoy han pedido perdón a los votantes defraudados. Ni Sánchez ni Rajoy han demostrado que comprenden por qué esos votantes se han ido. Ni Sánchez ni Rajoy han emitido ningún signo de estar dispuestos a rectificar, con el fin de volver a atraer a quienes les han abandonado.

Ni Sánchez ni Rajoy han asumido ante la militancia de su partido la responsabilidad de la caída. Ni Sánchez ni Rajoy han presentado un análisis realista de por dónde se han escapado los votos. Ni Sánchez ni Rajoy han reconocido los errores de estrategia y los fallos de la campaña. Ni Sánchez ni Rajoy han presentado un plan para volver a conectar con los electores.

Si tuviéramos que juzgar por la reacción de Sánchez y de Rajoy, el PP y el PSOE no han cometido error alguno: simplemente, algunos electores especialmente estúpidos han decidido dejar de votarles, pero ya volverán. “En las siguientes elecciones recuperaremos nuestra posiciones”, ha llegado a decir Rajoy, sin dignarse a explicar cómo.

Y sin el más leve atisbo de autocrítica (autocrítica personal y autocrítica de partido), Sánchez y Rajoy se han sumergido directamente en la discusión sobre cómo repartirse el menguante poder que los dos partidos acumulan.

Eso es exactamente lo que falta en el discurso de los últimos días. Exactamente lo mismo que faltaba antes de las elecciones: respeto a los electores.

Quien no se inmuta por la pérdida de millones de votos, quien no acusa recibo de la huida masiva de electores, quien no pide perdón por las traiciones e incumplimientos, quien no reconoce los errores, quien ni siquiera se molesta en fingir que entiende la desilusión de los votantes… lo que está transmitiendo es que esos votantes le importan un comino. Tan solo le interesa su voto, pero no está dispuesto a hacer nada por conseguirlo.

Hace mucho tiempo que PP y PSOE perdieron el respeto por sus votantes. Y es esa falta de respeto la que ha hecho que los votantes huyan en masa. Y como ni Rajoy ni Sánchez han entendido el mensaje, la fuga de votos continuará.

Si es bueno que este bipartidismo se hunda es, precisamente, porque resulta incapaz de regenerarse. Quien se ha criado sin respetar a los votantes, no podrá nunca entender que no son los votantes los que tienen que lamerle las botas al dirigente político, sino al revés. Quien se ha criado en un entorno donde los militantes no pintan realmente nada, no podrá nunca comprender que el líder de un partido no es el jefe de ninguna secta, sino el director de una empresa que tiene como clientes a los votantes y que está forzado a asumir las responsabilidades en caso de fracaso.

Y si fueran solo Sánchez y Rajoy, quizá el problema fuera solucionable con un cambio de caras. Pero PP y PSOE se han convertido en máquinas de fabricar dirigentes altivos, displicentes, soberbios y fatuos. Con pocas y honrosas excepciones, los dirigentes típicos de uno y otro partido siguen imbuidos de un concepto caciquil del poder. No han terminado todavía de entender cuáles son las exigencias de un sistema democrático.

Piensen ustedes en los principales líderes políticos de ambos partidos y díganme: ¿cuáles de ellos demuestran entender que para conseguir el respeto de los votantes, primero es necesario respetar a los votantes? ¿Cuántos de ellos demuestran entender que los clientes de sus partidos son los votantes y que el cliente siempre tiene razón? Pues eso.

Y ahora volvamos al principio del artículo: ¿por qué es bueno que este bipartidismo se hunda? Pues porque los votantes tenemos derecho a exigir que nuestros políticos se molesten, al menos, en fingir amor. Incluso aunque solo quieran sexo.

Luis del Pino, Director de Sin Complejos en esRadio, autor de Los enigmas del 11-M y 11-M Golpe de régimen, entre otros. Analista de Libertad Digital

Tudela 96.0, por TDT, “aplicación android esRadio”  y www.navarrainformacion.es

OPINIÓN: Luces y sombras del 20-D

Otras noticias publicadas

2 Comentarios

  1. leonboy

    Y lo lamentable es que partidos como Ciudadanos y UPyD no hayan alcanzado una mayoría; los únicos que parecen pretender salvaguardar nuestra democracia planteando reformas.

    Responder
  2. Abochornado

    Reformas sí, pero para bien. Porque para engendos, ya tenemos bastante con lo que nos quieren imponer algunos partidos. Y como muestra de cutrerío aquí está nuestro parlamento foral.

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies