Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Comienzan las declaraciones por la muerte del batería de Los Piratas

Sanitarios y un testigo del disparo, los primeros en declarar la próxima semana por la muerte del batería de Los Piratas

Las declaraciones por el suceso de Ponteareas, en el que falleció el batería de Los Piratas tras recibir un disparo de un guardia civil, empezarán el próximo miércoles, 2 de septiembre, con la comparecencia de los sanitarios que acudieron al lugar y un testigo.

La versión de la familia y de la Guardia Civil contradice lo ocurrido el pasado jueves, cuando Javier Fernández falleció por el impacto de bala después de que efectivos de este cuerpo de seguridad acudiesen alertados, según el Instituto Armado, por un episodio de violencia machista que la mujer de la víctima ha negado.

Así, la mujer y familiares del fallecido explicaron que el episodio se debió a un «brote psicótico», derivado de que el conocido como ‘Hal9000’ había sido suspendido de su medicación por parte de su psiquiatra.

Ante su comportamiento agresivo, su mujer –que estaba en la vivienda con Javier y con el bebé de ambos– decidió pedir ayuda para tranquilizar a su pareja y hasta el domicilio, en la parroquia ponteareana de Guláns, se desplazó una dotación de la Guardia Civil y una ambulancia.

A partir de ahí, el relato de los hechos difiere entre la versión de la familia y la de la Guardia Civil. Mientras que el Instituto Armado sostiene que se trataba de un supuesto caso de violencia de género, la mujer y su abogado lo niegan, e insisten en explicar el comportamiento de Javier por su enfermedad mental.

La Subdelegación del Gobierno emitió un comunicado en el que relataba que el músico había agredido a su mujer y a uno de los agentes que habían acudido al domicilio. Asimismo, admitía que el otro guardia, a la vista de que el hombre no deponía su actitud violenta, se vio obligado a efectuar un disparo que le impactó en el abdomen. Javier Fernández, de 40 años, murió horas después en el Hospital Meixoeiro.

Muere un hombre que agredía a su mujer por un disparo de la Guardia Civil en Pontevedra

Otras noticias publicadas

1 Comentario

  1. Franja

    Creo que es necesario en primer lugar saber quién y por qué solicitó la presencia de la Guardia Civil, ya que si como ahora se dice era un problema exclusivamente médico, no parece que su presencia fuera necesaria. En todo caso, seguro que la investigación judicial aflora la realidad de los hechos y pone a cada uno en su lugar, por lo que no queda sino confiar en la justicia.

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies