Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La Bolsa china frena su desplome tras las medidas del banco central

Shanghái cae un 1,27% en una sesión muy volátil que empezó con un subida del 1,19%. El primer ministro chino asegura que se cumplirán los objetivos económicos

Las medidas del banco central chino para tratar de frenar la sangría en las Bolsas sólo han logrado mitigar las pérdidas bursátiles en el país. La Bolsa de Shanghai, la mayor de China, ha caído un 1,27%, menos que en días anteriores. Sin embargo, las dudas sobre la solidez de las bases económicas de China no se han despejado completamente, y la jornada ha estado marcada por una elevada volatilidad que ha conducido a una apertura negativa en los mercados europeos.

El regulador chino anunció el martes una rebaja de un 0,25% en el tipo de interés de referencia para los préstamos -hasta dejarlo en un 4,6%- y otra reducción de los tipos de los depósitos a un año, que quedan en el 1,75%. Además, aprobó la disminución de las reserva de capital exigidas a los bancos -que ahora será del 18%-, en un intento de aumentar la circulación de dinero.

La Bolsas chinas -que dispararon su valor un 150% en los 12 meses previos a junio pasado- ya han perdido todo lo ganado este año y se sitúan en los niveles de diciembre pasado. Ante esa situación, el primer ministro chino, Li Keqiang, ha tratado de transmitir tranquilidad a los mercados: ha asegurado que su país cumplirá con los objetivos económicos fijados por su Gobierno y que habrá nuevas reformas.

Una sesión de montaña rusa

Pese a todo ello, la volatilidad ha marcado la sesión en los mercados de China, donde se ha pasado rápidamente de pérdidas a ganancias, aunque con porcentajes modestos.

El índice general de Shanghai ha terminado la sesión de este miércoles con una caída del 1,27%, después de haber registrado un alza del 1,19% en la apertura.

Shenzhen, el segundo mercado bursátil y donde dominan los valores tecnológicos, ha comenzado también con alzas que se han esfumado a lo largo de la jornada, que ha concluido con una caída del 2,92%.

El retroceso ha sido menor en la Bolsa de Hong Kong, que técnicamente no se considera china, pero que está conectada parcialmente a la de Shanghai. Allí, la evolución de la sesión ha sido distinta: el índice Hang Seng ha abierto con pérdidas que, a media sesión, se habían convertido en un aumento del 0,15%, y ha terminado perdiendo un 0,7%.

Tokio respira, pero las Bolsas europeas abren con caídas

En el resto de Asia sí se ha apreciado cierto alivio. La Bolsa de Tokio ha cerrado con una subida del 3,20%, después de seis sesiones de pérdidas.

También ha recuperado algo del terreno perdido el indicador Kospi del mercado surcoreano, que ha terminado la jornada de este miércoles con una ganancia del 2,57%.

Para tratar de calmar a los inversores en su país, el Gobierno de Corea del Sur ha anunciado que reforzará las medidas de control de la Bolsa de Seúl para frenar el impacto de crisis como la desatada en los últimos días desde China.

“El Ejecutivo va a actuar ante los cambios bruscos que tengan lugar en el exterior y para estimular el mercado financiero nacional, de modo que pueda soportar mejor las sacudidas externas”, ha afirmado el ministro surcoreano de Finanzas. Choi Kyung-hwan ha admitido que la ralentización económica china y la posible subida de tipos de interés en Estados Unidos “son factores de riesgo” para la economía nacional, pero ha llamado a la “calma”, ya que a su juicio, la reacción de la Bolsa surcoreana ante esas circunstancias ha sido “excesiva”.

El alivio notado en Asia no ha llegado a Europa, donde las Bolsas han abierto con caídas, resaca también de las fuertes subidas del martes.

En Madrid, el IBEX 35 ha iniciado la sesión con una caída del 1,21%. Mayores retrocesos se han registrado en Fráncfort (el Dax caía un 1,69%), París (con un descenso del 1,6% del CAC 40) y Londres (donde el FTSE 100 cedía un 1,3%).

“Esto no ha terminado todavía. Aunque las medidas de política monetaria adoptadas por el banco central chino han contribuido a calmar la situación este martes, la percepción de riesgo en los mercados financieros internacionales sigue siendo alta”, han advertido los analistas del banco alemán Commerzbank.

Investigación abierta a varias casas de valores

Por otra parte, las autoridades chinas están investigando a cinco empresas de corretaje, entre ellas una de un banco estatal, por posibles irregularidades durante la reciente caída de las Bolsas. Entre las casas de valores investigadas figura Huatai Securities, la mayor del sector en China por volumen de negocio.

Las autoridades bursátiles ya investigaron la labor de estas casas de valores a principios de julio, cuando se produjo el primer batacazo de las Bolsas chinas, que perdieron un tercio de la cotización ganada en la burbuja creada desde mediados de 2014.

De hecho, el punto de inflexión que cambió el rumbo de los mercados chinos el mes pasado fue, precisamente, el anuncio de la apertura de una investigación policial sobre las prácticas especulativas en los parqués. Tras esa decisión, las Bolsas del país remontaron y recuperaron parte de lo perdido, aunque luego volvieron a caer a finales de mes.

Esas primeras investigaciones acabaron con la suspensión de una treintena de cuentas de inversión, según comunicaron semanas después las autoridades chinas.

Asimismo, con el objetivo de reducir la volatilidad, el regulador bursátil prohibió los préstamos marginales -concedidos por las empresas de corretaje a sus clientes para que inviertan en Bolsa- para realizar ventas en corto (aquellas en las que se vende un activo financiero que se ha apalabrado pero no se posee, con la intención de recomprarlo posteriormente a un precio inferior).

En julio pasado, el Gobierno chino acompañó esas investigaciones de medidas de carácter económico para estabilizar el mercado y levantar el ánimo de los inversores, como inyecciones masivas de liquidez del banco central, restricciones a las ventas de los accionistas mayoritarios y la imposición de compra de acciones a varias empresas estatales.

La mayoría de esas medidas siguen en vigor, puesto que Pekín ha explicado que no considerará estabilizado el mercado hasta que la Bolsa de Shanghái recupere los 4.500 puntos y, después de las caídas de los últimos días, cotiza por debajo de los 3.000 enteros.

El Ibex 35 pierde de nuevo los 10.000 puntos tras caer un 1,2% en la apertura

Las Bolsas europeas rebotan y recuperan parte del terreno perdido tras la intervención del banco central de China

Banco Central de China recorta tipos para sostener la economía

Lunes negro en las Bolsas europeas tras la debacle en China y el pesimismo de Wall Street

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies