Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Italia advierte de que la crisis migratoria puede poner en peligro los acuerdos de Schengen

Roma insta a los socios europeos a trabajar por una solución

Asegura que Europa corre el riesgo de volver a las antiguasfronteras

El ministro italiano de Exteriores, Paolo Gentiloni, ha advertido que el empeoramiento de la crisis migratoria amenaza con desgarrar el “alma” de la Unión Europea y con poner en duda los acuerdos de Schengen para poder moverse libremente por Europa.

En una entrevista publicada por el diario romano Il Messagero, el ministro alerta de que las dramáticas escenas que ocurrieron el viernes y el sábado en la frontera entre Grecia y Macedonia, en las que los inmigrantes se colapsaban por entrar al país a pesar de los gases lacrimógenos y llegaron a romper el cordón de seguridad, representan una amenaza real para la libre circulación de personas en todo el continente.

La frontera ha estado desbordada estos últimos días y finalmente varios miles de personas han logrado entrar en Macedonia. Por otra parte, también se ha llevado a cabo en las últimas horas un rescate multitudinario de casi 5.000 inmigrantes en el Mediterráneo.

El jueves, Macedonia decretó el estado de emergencia y desplegó a sus agentes de policía y del ejército en la zona para tratar de contener el flujo, aunque finalmente ha optado por dejarles pasar libremente.

Por todo ello, Gentiloni insiste en que Europa corre el riesgo de mostrar «lo peor de sí mismo» en materia de inmigración: «el egoísmo y las disputas entre los Estados miembros».

El colapso de la inmigración marcar a la identidad y futuro de Europa»

Estoy muy preocupado”, ha dicho. “Hoy en día depende de cómo se gestione esta cuestión (la inmigración) el hecho de que Europa redescubra su alma o la pierda para siempre”, ha insistido, por lo que insta a los socios europeos a empezar a trabajar en una solución real y común ante esta crisis.

Lo contrario, ha expuesto, sería el colapso de los acuerdos de Schengen, por el que los ciudadanos pueden moverse libremente en gran parte de Europa.

«Lo que está en riesgo es uno de los pilares fundamentales de la Unión Europea: la libre circulación de personas»“ ha subrayado Paolo Gentiloni, haciendo hincapié en que “desde la costa siciliana en Kos, Macedonia, Hungría y Calais, las tensiones aumentan y, con el tiempo, podría poner en tela de juicio de Schengen».

«¿Podemos imaginar una Unión sin Schengen? ¿Un retorno a las viejas fronteras?», se ha preguntado. «Los inmigrantes no vienen a Grecia, Italia y Hungría. Vienen a Europa”.

Este domingo el vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, y el canciller Frank-Walter Steinmeier, también han pedido asilo político y una distribución justa para los refugiados entre los países europeos.

Con Grecia, Italia es uno de los países más expuestos a la llegada masiva de inmigrantes. Más de 104.000 procedentes de África, Oriente Medio y Asia del Sur han llegado a los puertos del sur de Italia desde principios de este año después de haber sido rescatados en el Mediterráneo.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies