Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

No todo vale en la playa

No todo vale en la playa

No queda mucho verano, pero para los más rezagados en tomar sus vacaciones hay que recordarles que no todo vale en las playas. Y si has pensado que algo tan sencillo como escuchar música o jugar a las palas puede hacerse tan alegremente en toda la costa, estás equivocado. En algunas, hasta se multa.

La entrada a las playas españolas sigue siendo una actividad gratuita como respirar, pero determinadas acciones en ella pueden resultar caras, según la lista de recomendaciones que ha lanzado Legálitas para este verano.

Si con el calor piensas que pasar la noche en la playa puede ser gratificante, olvídate de ello, o al menos en Valencia, pues pernoctar en su costa supone una multa de entre 751 y 1.500 euros.

Por el contrario, si prefieres salir de fiesta a descansar, será mejor que la organices en una piscina, pues en la mayor parte de España están prohibidas en la playa, excepto las organizadas por el propio ayuntamiento de la localidad.

En Valencia puedes escuchar tu música, ya sea clásica o reggaeton, pero sin molestar al de al lado; pero si no puedes vivir sin el ritmo de tus canciones preferidas no viajes a Motril, Granada, pues el uso de aparatos o instrumentos musicales está prácticamente prohibido.

Dejar a tus mascotas en casa cuesta, pero no te quedará más remedio pues, en temporada de verano, tienen el acceso restringido a la mayoría de las playas como en Chipiona o San Sebastián, excepto los perros lazarillo o guía.

Sin embargo, en otros municipios, como Santoña (Cantabria), tan sólo es limitado el horario en el que nuestros «mejores amigos» pueden acceder: desde las nueve de la noche hasta las ocho de la mañana.

Los niños -y los no tan niños- si quieren jugar a la pelota o a las palas deberán hacerlo en zonas habilitadas para ello en las costa de Cádiz, mientras que en Málaga tienen menos suerte, pues no se pueden realizar estas actividades ni en la arena ni en el agua, excepto en aquellas playas que sus dimensiones lo permitan y siempre que se haga a una distancia de 6 o más metros del resto de usuarios.

No olvides echar el bañador en la maleta y reservar el nudismo a aquellas playas indicadas para ello, ya que esta actividad está considerada como una infracción en determinadas costas, como en la gaditana, donde está penado con entre 100 y 750 euros.

Además, no podrás comprar en la mayor parte de las playas, como consecuencia de la prohibición de la venta ambulante. Así que carga tu mochila o bolso antes de bajar a pasar el día en la arena.

No obstante, hay playas como las de Chipiona en las que se podrá autorizar un puesto de venta ambulante por cada 200 metros lineales, siempre y cuando el dueño de la licencia no ejerza la actividad comercial de forma estática.

Y cuando decidas abandonar la playa, podrás quitarte la arena en las duchas, pero para enjabonarte o lavarte el pelo tendrás que llegar a casa.

En San Sebastián, Benidorm y Málaga está prohibido «limpiar enseres de cocina, lavarse o ducharse utilizando jabón, gel, champú o cualquier otro producto», según Legalitas.

Lo mismo ocurre en Valencia, Málaga o Benidorm, donde también se considera infracción leve lavarse en el mar o la playa utilizando jabón o cualquier otro producto de aseo corporal.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies