Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La exposición «Picasso TV» muestra la faceta más humana del artista

La exposición «Picasso TV» muestra la faceta más humana del artista
La exposición "Picasso TV" / SUR
La exposición «Picasso TV» / SUR

Bancaja cuelga de nuevo los grabados de la ‘Suite 347’, quince años después de su última exhibición en Valencia

El Centro Cultural Bancaja de Valencia muestra en una exposición la influencia que la televisión tuvo en Pablo Picasso durante su última etapa, en los años 60 del pasado siglo, y que reflejó en su obra, una relación que le «humaniza» y le hace más próximo al público.

Estas influencias quedaron reflejadas en un centenar de grabados pertenecientes a la Fundación Bancaja que se exponen desde este martes y hasta el 14 de Junio en el Centro Cultural de la entidad que organiza la muestra, junto al Museo Picasso de Málaga y con la colaboración del Kurnstmuseum Pablo Picaso Münster.

La muestra, que ha pasado por estas dos últimas instituciones antes de recalar en Valencia, «indaga y pone de relieve la influencia de la televisión en Picasso», ha subrayado en la presentación el presidente de Fundación Bancaja, Rafael Alcón.

La muestra reúne 103 obras, entre la que figuran 99 grabados procedentes de la «Suite 347» de Picasso y piezas de la «Suite 60», de la colección de la Fundación Bancaja.

También incluye un óleo cedido por el museo Artium de Álava, dos fotografías de Roberto Otero del Museo Picasso Málaga y fragmentos de cuatro audiovisuales con imágenes de la televisión francesa, que Picasso veía en aquella época, cedidas por el Institut National de l’Audiovisuel (INA).

La comisaria, Laurence Madeline, sostiene en el catálogo que para entender al último Picasso, octogenario, «se descuidó un pequeño, insignificante y quizás hasta trivial detalle: la existencia de un televisor». Pero éste estuvo presente en la vida del maestro hasta el punto de que Paulo, el hijo del artista, llegó a afirmar en 1962 que por entonces ya estaba «apasionado por la televisión». Tuvo televisores en la Californie, la villa que había comprado en 1955, y en la Notre-Dame-de-Vie, la casa de la Costa Azul donde vivió hasta su muerte en 1973.

Fue la mujer del artista, Jaqueline Roque, quien compró un aparato e principios de la década de los 60 para entretenerse en las horas en las que Picasso trabajaba en su estudio y la instaló en su residencia de La Californie en Cannes (Francia) y después en la de Notre-Dame-de-Vie en Mouguins (Francia).

También revive su juventud a través de la pequeña pantalla y su afición al boxeo, a España, al amor, la pasión, la política y la actualidad.

El artista encuentra así en la televisión los elementos que siempre había amado en su vida y en su obra: la gente y la humanidad, explican los organizadores de la muestra.

Con esta muestra, Picasso es de nuevo «protagonista» del Centro Cultural Bancaja de Valencia, ha señalado el presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón, y permite volver a ver parte de la colección de la Suite 347 y la Suite 60 de la Fundación Bancaja, 15 años después de su primera exhibición.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies