Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Wert comienza una “polémica” reforma universitaria: grados más cortos y másters más largos

Wert comienza una “polémica” reforma universitaria: grados más cortos y másters más largos

 

Saénz de Santamaría y Wert
Saénz de Santamaría y Wert

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que abre la puerta a que los grados universitarios pasen de tener cuatro años (más un quinto de máster, optativo u obligatorio según la carrera) a tres años (más dos de máster)

Sice el gobierno que de momento será voluntario y dependerá de cada universidad aplicarlo o no. El objetivo de Educación es”flexibilizar” los grados y converger con Europa, donde “se optó mayoritariamente por la fórmula 3+2”.

La medida, ha explicado el ministro de Educación, José Ignacio Wert, ayudará a “homologar” la educación superior de España con la de los países europeos de su entorno y podrá reducir los costes para los estudiantes. Sin embargo, según estos, “fomentará el encarecimiento de tasas, romperá la igualdad de oportunidades y devaluará la importancia de los grados”.

Esta reforma ha abierto la polémica entre gobierno, sindicatos, estudiantes, rectorados de Universidades y la oposición política.

Para los sindicatos es el principio de “una reforma encubierta” que incluye otros dos decretos sobre la creación de nuevos centros y la acreditación de profesores. “No confundamos las cosas”, relativizan los rectores agrupados en la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), aunque no están nada contentos con el cambio aprobado por el Ministerio porque no han tenido tiempo de evaluar cómo ha ido la actual fórmula.

La oposición política denuncia el “ataque a la universidad pública” y el encarecimiento de los estudios superiores que puede suponer esta medida, toda vez que los másters son notablemente más caros que los grados y ahora duplican su duración.

El Ministro de Educación, José Ignacio Wert, Ha insistido en que “en realidad la medida va a suponer un abaratamiento de la educación superior ya que sólo un 20%  de los estudiantes cursan másters que no son obligatorios para poder ejercer su profesión, una proporción “muy pequeña”. De esta manera, dice Wert, la inmensa mayoría de las familias lo que verán será el ahorro de un curso universitario, que cifró en un coste global de 150 millones de euros.

A partir del curso 2015-2016, por tanto, las universidades tendrán la opción de ofrecer grados de tres y cuatro años (180 o 240 créditos), y posgrados de uno y dos (60 o 120 créditos). Al menos en las carreras que no habilitan al estudiante para ejercer una profesión regulada –como las sanitarias o las ingenierías–, que se mantendrán como hasta ahora. «En eso consiste la homologación, porque en la mayoría de sistemas hay flexibilidad», ha asegurado el ministro. «Y conviven tanto 3+1, como 3+2 y 4+1».

«Si excluimos el 30% de alumnos que están en profesiones reguladas y que cursan másteres habilitantes, que no suponen ningún aumento en el precio según el real decreto 14/2012», recalcó Wert, «del 70% restante solo uno de cada cinco sigue y hace un máster». Es decir, más de la mitad de los alumnos totales –el 56%– no realiza un posgrado. Para estos, por tanto, el precio de estudiar una carrera se rebajaría. «Se produciría un pequeño encarecimiento en los que hacen el máster de 120 créditos y no están en el ámbito de las profesiones reguladas». Este aumento se sumaría al que ya promovió el aumento de tasas que ya lleva dos cursos en vigor, y que contempla que el alumno se haga cargo de hasta un 25% del coste en la matrícula de grado, y hasta un 30% en la de posgrado.

Wert también recalcó que existe una excepción en cuanto a las opciones y titulaciones que podrán proponer las universidades. «Para los que quieran dedicarse a la docencia o la investigación, para acceder al doctorado se requerirá que la suma de grado y máster cumpla los 300 créditos», afirmó. Es decir, cinco años de carrera. «En el resto, flexibilidad».

Hay que recordar que la norma se ha aprobado tras un informe negativo del Consejo de Estado, que reclamó al ministro que no precipitase la reforma. También se manifestó así la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), que considera que es necesario evaluar la eficacia del actual sistema, que aún no cumple una década desde su puesta en marcha. Ante la llegada del real decreto han convocado una asamblea extraordinaria para el próximo lunes en la que valorarán los cambios y decidirán si toman alguna medida

El Sindicato de Estudiantes convocó una rueda de prensa unas horas antes en la que anunció una huelga general de la comunidad educativa contra la medida. «El decreto suprime el derecho a estudiar de la mayoría», afirmó Ana García, secretaria general de la organización. «Va a suponer la desaparición de varias carreras y a devaluar el título de grado hasta convertirlo en papel mojado». La reforma, aseguró, supondrá que el coste total para el alumno se dispare «hasta los 15.000 o 20.000 euros», ya que las tasas de los máster son superiores a las de los grados.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies