Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Qué hacer frente a las ofensas, amenazas o acosos en Facebook y Twitter

Qué hacer frente a las ofensas, amenazas o acosos en Facebook y Twitter

Acoso y ofensas en redes sociales

La tecnología, Internet, las conocidad y sobre utilizadas Redes Sociales pueden causar acosos, amenazas y abusos de ahí que sea necesario saber qué y cómo hacer frente y a protegerte de ellos

Las redes sociales han llegado a generar más de una disputa, malestar y hasta debates realmente serios, dada su repercusión, su masividad, su alcance y por supuesto, el anonimato ofrecido a sus usuarios. Todos conocemos casos e incluso alguno es victima de ellos. Detrás de un seudónimo, muchas personas lanzan ofensas y amenazas de toda clase a otros usuarios dentro de una red social.

De ahí que, ante esta situición lamentable, esta situación se creen ayudas y pasos a seguir para, cuando menos evitar que ocurra. Porque las redes sociales en sí no son el problema, pero si su utilización para fines indignos o dañinos para un tercer usuario.

Situaciones y consecuencias

Perdida de la privacidad: en este segmento tenemos dos puntos a comentar: Robo de identidades online o robo de contraseñas para manipular datos y espiar personas o Phishing y el espionaje a gran escala: Como máximo exponente de todo esto podemos encontrar el “caso Snowden”.

Adicción al ecosistema social media: el hecho de estar todo el tiempo conectados hace que muchos usuarios no sepan vivir sin saber cuantos followers tienen, si alguien ha comentado sus fotos o si un artículo ha recibido más visitas. Estos casos sobretodo entre los más jóvenes, los “nativos digitales”.

Potencia las situaciones de acoso: aquí también tenemos dos ramas a diferenciar: Acoso llevado a cabo por compañeros de clase o Cyberbullyng y casos en los que adultos buscan contactarse con menores o Cybergrooming

La falta de derecho al olvido: Se da mucho más en Google, pero también en las redes sociales cuesta mucho borrar nuestro rastro creando situaciones muy molestias por informaciones ya nada vigentes o que pueden dañar la imagen de algunas personas.

Aislamiento de las personas: algunas personas son más hábiles socialmente en internet que en carne y hueso e incluso tener relevancia en la red les puede hacer sentirse cómodo y olvidar potenciar sus amistades y contactos no digitales.

Potencia nuestros niveles de estrés: La velocidad de los acontecimientos hace subir el ritmo de vida provocando cuadros de estrés severos.

Catalizador de contenidos inapropiados: empresas como Google, Facebook, Twitter… y las políticas de privacidad cada vez tienen que tener más importancia ya que pasamos mucho tiempo en ellas y volcamos mucha información personal. La utilización de estos datos a posteriori resulta capital para que haya un equilibrio sano en internet.

Conocidas estas situaciones, algunos gobiernos ya están fijando cómo pueden penalizar las malas prácticas en las redes sociales, por ejemplo en China ya ha salido una normativa en la que si tienes más de 500 seguidores de Twitter , calumnias a una persona pública y tiene mucha repercusión, eso puede acabar en cárcel.

No obstante, también existen ayudas y orientaciones de expertos y estudiosos a cerca de todo esto. Existen también páginas web como Protecciononline.com

 

 

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies