Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El rey Juan Carlos no podrá recurrir a la Abogacía del Estado ante la demanda de paternidad

El rey Juan Carlos no podrá recurrir a la Abogacía del Estado ante la demanda de paternidad

Juan Carlos

Si finalmente el Supremo reconoce a Don Juan Carlos como padre de Ingrid Sartiau, el Monarca no podrá acudir a una segunda instancia para recurrir, como el resto de los ciudadanos.

La negativa a someterse a una prueba biológica de ADN, junto a otro material probatorio, podrán servirle al juez para fundamentar una sentencia condenatoria.

El rey don Juan Carlos elegirá a un abogado de su confianza para que le defienda frente a la demanda de paternidad que ha presentado contra él la ciudadana belga Ingrid Jeanne Sartiau y que ha sido admitida a trámite por el Tribunal Supremo, han informado fuentes oficiales.

La Casa del Rey, que ahora dirige Felipe VI, firmó en septiembre pasado un convenio de colaboración con la Abogacía del Estado para que, por regla general, sea el servicio jurídico del Estado el que preste asesoramiento legal a la Casa o incluso represente a la institución en juicios en los que ésta fuera parte. Sin embargo, este convenio se circunscribe a cuestiones que tengan que ver con la institución, y no con asuntos particulares como el que afecta en esta ocasión al rey don Juan Carlos.

Lo que tiene en su poder el Supremo

Lo admitido por el Supremo es un acta notarial en el que la madre de la demandante, Liliane Sartiau, que tiene 80 años, declara que en 1965 mantuvo una relación de tres días con “un hombre de 31 años gentil, guapo, dulce y con los ojos azules”. Según su versión, ella no supo que era el Príncipe de España hasta que se lo dijo el conserje del hotel en el que se alojaron. En esa época, Don Juan Carlos ya llevaba varios años casado con Sofía de Grecia.

El supuesto affaire entre el Monarca y Liliane tuvo lugar mientras ésta se encontraba de vacaciones en la Costa del Sol. Allí conoció a Don Juan Carlos, con el que mantuvo relaciones sexuales, según la mujer, durante 3 días seguidos en un hotel de lujo. Según consta, la mujer, quedó tan impresionada al conocer que su amante era el Principe que volvió en coche a Bélgica inmediatamente después. El 5 de agosto de 1966 nació Ingrid, a la que ocutó quién era su padre, con el objetivo, según se destaca de no causar «daño» ni «sufrimiento» a Juan Carlos.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies