Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Gobierno, con el apoyo del PSOE, enviará 300 militares a Irak para entrenamiento de su Ejército

El Gobierno, con el apoyo del PSOE, enviará 300 militares a Irak para entrenamiento de su Ejército
El Ministro Morenés junto a la vicepresidenta Santamaría
El Ministro Morenés junto a la vicepresidenta Santamaría

El Gobierno ha aprobado un acuerdo para el envío a Irak de un contingente militar formado por unos 300 efectivos para la formación y entrenamiento del personal del Ejército de dicho país en el marco de la coalición internacional para contener el avance de Estado Islámico

El Ministro responsable de Defensa, Pedro Morenés, ha explicado que este contingente permanecerá en Irak –en una ubicación aún por definir– durante siete u ocho semanas para llevar a cabo un adiestramiento concreto en conocimientos de artefactos explosivos y desminado y en operaciones especiales.

Tal y como establece la Ley de la Defensa Nacional de 2005, el envío de estos militares deberá obtener el visto bueno del Parlamento, por lo que el ministro comparecerá en aproximadamente dos semanas en el Congreso de los Diputados para pedir la autorización. El PSOE ya ha mostrado su apoyo a esta operación.

Las fases de la operación de la coalición internacional contra el Estado Islámico son contener el avance, realizar operaciones contraofensivas, asegurar el dominio del terreno, normalizar las relaciones y así lograr generar un Estado sólido en Irak, según ha explicado el ministro.

La contribución que hará cada país miembro de la coalición ha sido definida en el Mando Central de la operación, ubicado en la localidad estadounidense de Tampa (Florida) y en estas conversaciones han participado un general y otros siete oficiales españoles.

Finalmente se ha decidido el envío a Irak de unos 300 militares españoles –aunque la cifra está sujeta todavía a posibles variaciones, pues Morenés tiene previsto viajar a Tampa la próxima semana para concretar los detalles de la misión– para entrenar a una brigada iraquí durante un periodo de entre siete y ocho semanas.

En concreto, el equipo de mando y control de inteligencia estará formado por 10 efectivos, habrá tres equipos de adiestramiento de 20 militares cada uno así como tres equipos de adiestramiento de apoyo a la seguridad con otros 60 efectivos cada uno, además de un equipo de servicios de apoyo con 10 efectivos y otro de protección a la fuerza con 69.

Además, según ha indicado el ministro, también se enviarán a Irak para este entrenamiento entre 12 y 20 vehículos, si bien no ha especificado de qué tipo. Y también habrá militares españoles en el cuartel general de Tampa durante toda la operación. La misión se realizará en coordinación con las Fuerzas Armadas italianas.

Morenés ha explicado que en el reparto de tareas de esta operación de la coalición internacional se ha tenido en cuenta qué puede aportar cada país para ser lo más útil posible. Así, ha asegurado que España ha sido elegida para las tareas de adiestramiento del Ejército iraquí por su “propia experiencia desde el punto de vista teórico en adiestramiento y en operaciones especiales”, como ha dicho que se está viendo en las operaciones en las que participa en Malí y República Centroafricana. “En esa línea, España es pionera”, ha apuntado.

En este sentido, el ministro ha destacado que “no sólo hay que contener el avance del Estado Islámico, sino dar a Irak unas estructuras de Estado lo suficientemente fuertes para mantener la unidad de la nación iraquí y garantizar la seguridad y prosperidad de sus ciudadanos”.

Además de la operación en suelo iraquí, Morenés ha anunciado que el Gobierno va a autorizar la “ampliación de las capacidades” de las bases aéreas españolas de cara a las necesidades que puedan surgir desde el Mando Central de Tampa.

El ejército español no entrará “en combate directo”

El ministro de Defensa ha descartado que la misión de las tropas españolas en Irak sea entrar en “combate directo”, aunque ha reconocido que en una operación así pueden producirse “incidentes”, como también podría ocurrir en los otros escenarios en los que participan las Fuerzas Armadas, como Malí, República Centroafricana o Líbano.

“Todo puede pasar, pero excluimos el combate directo, no estamos ahí para eso”, ha subrayado, tras lo cual ha indicado que la seguridad de los instructores está “garantizada” con el equipo de protección a la fuerza que se enviará junto a ellos. “Tengo la perfecta convicción que vamos a adiestrar a un Ejército que lo necesita, pero con todas las garantías de seguridad”, ha añadido.

A la pregunta de si el Gobierno teme que esta operación en suelo iraquí pueda ser comparada con la participación española en la guerra de 2003, el ministro de Defensa se ha limitado a contestar que no se tiene “ningún” miedo.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies