Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

China se lanza a por el mercado de aceite de oliva: compra Salov, rival de Deoleo

China se lanza a por el mercado de aceite de oliva: compra Salov, rival de Deoleo
España triplica la producción italiana de aceite de oliva y arrasa en el exterior.
España triplica la producción italiana de aceite de oliva y arrasa en el exterior.

La segunda compañía china más importante de alimentación, Bright Food, se ha hecho con el control del grupo italiano de aceite de oliva Salov, al que pertenecen las marca Sagra y Filippo Berio.

En un comunicado, la empresa china, que está controlada por el Gobierno de Pekín, ha explicado que han comprado a la familia Fontana casi toda su participación en la empresa. El grupo Salov, experto en la producción de aceite de oliva y otros productos relacionados con la aceituna, está presente en 60 países.

Gracias a esta posición internacional, el grupo Salov ingresó 330 millones de euros. Gran parte de estos ingresos proceden de Estados unidos y Gran Bretaña, donde son líderes en el mercado del aceite de oliva.

Abrir fronteras en China

Salov es uno de los principales rivales de Deoleo (empresa multinacional española dueña de la italiana Bertolli) y, al igual que la española, busca incrementar sus ventas globales de aceite de oliva, un producto con cada vez más mercado en el mundo.

Con esta operación, China entre de lleno en el mercado, y precisamente el país asiático es uno de los focos de interés. El objetivo es que el aceite haga el mismo camino que hizo hace ya algunos años el vino francés. Precisamente, según Bright Food, esta compra responde “a la demanda china de aceite de oliva, los habitantes del país asiático están cada vez más interesados en conseguir una alimentación saludable, semejante a la dieta mediterránea”.

Momento histórico del aceite de oliva español

El aceite de oliva español está inmerso en un momento histórico. Su producción actual batirá este año todos los récords y conseguirá desbancar a los demás países productores de la Unión Europea, disparando además sus exportaciones. Los datos del Consejo Oleícola Internacional (COI) revelan que la producción de aceite de oliva de España ascenderá a 1,7 millones de toneladas, lo que supone triplicar de largo el nivel de la producción de Italia, donde se registran unas 450.000 toneladas.

Es más, la producción del olivar español ya dobla, según los mismos datos, la que suman el país transalpino, Grecia y Portugal conjuntamente, con unos niveles que se sitúan en estos dos últimos casos en 230.000 y 76.000 toneladas de aceite de oliva anual, respectivamente. Lo más importante, además, es que la exportación entre octubre de 2013 y marzo de este año ha superado las 413.000 toneladas, lo que supone un incremento de casi el 60 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Líderes en olivar

Las cifras de producción del Consejo Oleícola Internacional, y el hecho de que España sea el primer país del mundo en superficie de olivar explican por qué la producción española de oro líquido representa aproximadamente el 60% de la producción de la Unión Europea y el 45 por ciento de la mundial, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Los datos del Ministerio también indican que el valor de la producción del sector del aceite de oliva se ha situado en torno a 1.886 millones de euros como promedio entre los años 2007 y 2012, lo que supone el 4,6 por ciento de la producción de la rama agraria y el 7,6 por ciento de la producción vegetal.

Sin embargo, pese al potencial español para triunfar en el aceite de oliva, su cultivo -que en nuestro país genera cerca de 50 millones de jornales durante cada campaña-, nunca ha gozado de tan buena salud como la que ahora tiene.

Según los expertos consultados, entre las razones de que la campaña de este año esté siendo tan exitosa -superando incluso en 200.000 toneladas las mejores previsiones del Consejo Oleícola Internacional- se encuentran unas “muy buenas condiciones climatológicas, marcadas por un año hidrológico muy bueno, en el que no ha habido grandes nevadas que hayan afectado a la flor o al fruto de los olivos, y a unos árboles muy descansados de la campaña anterior”. De la misma forma que este año la producción del aceite de oliva está batiendo sus mejores marcas y las de los más optimistas agricultores, la del año pasado supuso un auténtico bache para el sector, con una fuerte caída de su producción, hasta sólo 618.107 toneladas.

Los profesionales del sector tuvieron que remontarse 15 años atrás para encontrar unos niveles de producción tan bajos de los que, según los mismos expertos, fueron principalmente responsables las heladas que cayeron sobre los campos olivareros españoles. Ahora bien, dejando a un lado la última y atípica campaña, la de este año también supera con creces las cifras de las seis últimas. Y es que la producción de aceite de oliva en los seis primeros meses de campaña -los que van desde octubre hasta el pasado marzo-, que puede alcanzar 1,7 millones al final del perido, también supera las producciones registradas desde la temporada 2007/2008.

Por encima de la media

Desde ese momento hasta la temporada de 2012/2013 la media de la producción había sido de 1,2 millones de toneladas, con un récord de 1,6 millones de toneladas en la campaña 2011/2012. De ahí que ahora que la producción ha superado incluso aquel récord, España tiene motivos para sacar pecho. Y es que sus niveles de producción hacen de nuestro país el primer exportador mundial de aceite de oliva. De hecho, este sector ocupa el cuarto lugar entre los productos agroalimentarios exportados desde España, solamente por detrás de los cítricos, el vino y la carne de porcino.

Es más, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, las exportaciones del oro líquido español, donde acaba casi el 70 por ciento de la producción nacional, van a parar a un total de cien países distintos. Desde el año 2007, las ventas fuera de España de nuestro aceite de oliva han registrado una media de 745.700 toneladas.

De todo el aceite de oliva que sale de España, el Ministerio sostiene que en los últimos años se ha detectado un incremento de la tendencia de las exportaciones de aceite de oliva envasado en detrimento del aceite de oliva a granel.

De hecho, la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) sostiene que en los tres primeros meses del año se han vendido 174 millones de litros de aceites envasados, lo que supone 11 millones más de los que se vendieron hasta marzo del año 2013.

Es más, sólo en el mes de marzo de este año, las empresas envasadoras dieron salida a 56,78 millones de litros de los que 30,5 millones fueron de aceite de oliva, 25,3 millones de refinado de semillas oleaginosas y 930.000 litros de aceite de orujo de oliva.

Otra de las tendencias que se registran en las exportaciones, según la Agencia de Información y Control Alimentarios (Aica), es que pese a aglutinar el 75 por ciento de las exportaciones españolas del aceite de oliva, la Unión Europea empieza a ceder terreno a otros países en lo referente a ser destino del oro líquido español. En total, la comercialización de aceite de oliva -mercado interior aparente más exportaciones- ha llegado en el primer semestre de la presente campaña hasta las 815.000 toneladas. Una cifra que supone un ascenso del 52% con respecto a los datos de la campaña anterior.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies