Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

UPyD vuelve con la reforma electoral para evitar el peso de los nacionalistas  

UPyD vuelve con la reforma electoral para evitar el peso de los nacionalistas   
Rosa Díez en el Congreso. Foto de Cuatro
Rosa Díez en el Congreso. Foto de Cuatro

La líder de UPyD, Rosa Díez, vuelve a la carga con una reforma electoral “más justa y proporcional” y lo hace sometiendo a la consideración del Congreso una proposición de ley para que en ningún caso un partido con menos votos que otro reciba más escaños, como ocurre ahora, por ejemplo, con los nacionalistas.

La propuesta, que apuesta también por establecer listas desbloqueadas, persigue evitar situaciones como la actual, en la que, según UPyD, a los partidos más pequeños que se presentan en todo el territorio nacional les cuesta siete u ocho veces más votos que a otros lograr un escaño.

Con esta iniciativa, que se debatirá el martes, UPyD pretende “corregir” los desajustes del sistema electoral sin necesidad de cambiar la Constitución y manteniendo también el número de escaños en 350 -en otras reformas propuestas anteriormente pedía aumentar hasta 450 los diputados para ganar en representatividad-.

Y para lograr esa mayor proporcionalidad, la formación magenta plantea un nuevo sistema que respete tres criterios “esenciales”: el número de escaños de cada circunscripción se asignará en función de su población y el número de escaños de cada partido se determinará teniendo en cuenta sus votos totales.

El tercer criterio establece que los escaños de cada partido se repartirán entre las circunscripciones acorde a la representación proporcional y, para ello, emplea una fórmula “más compleja” denominada reparto biproporcional, que, según UPyD, “corrige” el déficit de proporcionalidad y garantiza la gobernabilidad con una corrección que evita la “excesiva fragmentación” en el Congreso.

De acuerdo con este nuevo sistema de reparto de escaños que, señala UPyD, se aplica ya en algunos cantones suizos, a cada provincia, para empezar, le corresponde un mínimo inicial de un diputado.

Los 298 diputados restantes, explica UPyD en el texto de la iniciativa, se distribuyen entre las provincias en proporción a su población, utilizando para ello el método de Sainte-Lagué, también conocido como método de las divisiones internas o de las medias más altas. Si se produjera un empate, éste se resolvería por sorteo.

UPyD insiste en la necesidad de cambiar la ley electoral porque con la legislación vigente el peso del voto difiere de manera “ostensible” en función de la circunscripción en la que se ejerza el derecho de sufragio, ya que el número de escaños que le corresponde a cada una -señala- no guarda relación directa con sus habitantes.

Así, las provincias menos pobladas están sobrerrepresentadas en el Congreso y en el Senado en detrimento de las más pobladas, que sufren carencias de representatividad.

Otro de los aspectos negativos que UPyD aprecia en el sistema electoral actual es que beneficia a los partidos más votados y perjudica a los que reciben menos apoyo en cada circunscripción “en aras de garantizar la formación de mayorías estables” de gobierno.

Para defender esta propuesta legislativa, UPyD se ampara, entre otras cosas, en algunas recomendaciones recogidas en un informe del Consejo de Estado de 2009 y en las del Código de Buenas Prácticas en materia electoral aprobado por la Comisión Europea en 2002.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies