Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Rubio dice que se enfrentó a “muchas resistencias y limitaciones” y que “la organización del SNS está enferma”

Rubio dice que se enfrentó a “muchas resistencias y limitaciones” y que “la organización del SNS está enferma”
El director gerente del Complejo Hospitalario de Navarra, Juan José Rubio. (eldiario.es).
El director gerente del Complejo Hospitalario de Navarra, Juan José Rubio. (eldiario.es).

El exdirector-gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Juan José Rubio, ha afirmado este martes en el Parlamento que mejorar este servicio es “posible necesario y urgente” porque requiere “ser refundado, transformado radicalmente”. 

Rubio, que ha comparecido para explicar los motivos de su reciente dimisión, ha valorado “el buen hacer” de los profesionales del SNS-O y la calidad de éste en comparación con otros, pero ha advertido de que “le hace falta una profunda metamorfosis” porque “no es suficiente con seguir haciendo algunas cosas bien”.

Entre los cambios ha considerado “urgente e imprescindible alinear la responsabilidad con la capacidad de gestión”, y por ello ha reclamado “un reempoderamiento” del Consejo de Gobierno del SNS o del director-gerente, y atender a una organización “enferma” y con “reinos de taifas”.

“La meta es mejorar la salud, la calidad de los servicios y la sostenibilidad del sistema”, ha dicho, y ha añadido que con este propósito aceptó el cargo, junto a un equipo directivo ya nombrado por la consejera Marta Vera y un modelo asistencial ya definido pero al que quiso añadir dos proyectos para impulsar la seguridad del paciente y la puesta en servicio de espacios vacíos.

Tras subrayar que Osasunbidea “necesita reformarse”, ha precisado que este organismo autónomo debe tener capacidad sobre los sistema de información, sobre la formación y el apoyo a los profesionales, sobre la comunicación interna y externa, y sobre los servicios jurídicos, y además ha considerado “imprescindible garantizar la transparencia, que se sepa quién toma qué decisiones”.

“Podemos hacerlo mucho mejor, que no es hacer más rápido lo mismo sino hacer mejor lo que hacemos y hacer otras cosas que no estamos haciendo”, y como prueba ha citado “las listas de espera que siguen creciendo”, la “falta de equidad en el acceso”, la “insatisfacción” de los profesionales, un colectivo “triste y deprimido”, y la “notoria insatisfacción” de los usuarios.

Ha criticado también recortes de gasto “para que queden bien las cuentas a corto plazo cuando haciendo bien las cosas se ahorra” y de hecho ha destacado que el 20% del presupuesto se destina a arreglar los problemas que genera el propio sistema.

Asimismo ha apostado por otro modelo para la atención de enfermos crónicos que mejoraría la calidad y ahorraría dinero, así como para pacientes en el final de la vida.

A juicio del exdirector-gerente, Osasunbidea “no está hoy preparada” para transformarse, para ser “más transparente, más participativa, más innovadora, centrada en mejorar la experiencia de profesionales y pacientes”, y además “urge rehacer la estructura desecha y desmantelada”.

Después de cuestionar como se ha actuado en cocinas o con el cambio de carros, Rubio ha reconocido que sus planteamientos no fueron bien acogidos.

“Desde el principio tuve muchísimas resistencias del equipo directivo, algunas lógicas y otras inaceptables”, y estas dificultades crecieron hasta pedir “sin conseguir” alguna destitución y finalmente plantear su propia dimisión a los 14 meses de llegar al cargo cuando esas dificultades “se convirtieron en limitaciones extremas”.

Según Rubio, cuando en junio la consejera le indicó que trabajara desde su despacho, sin relaciones, decidió dimitir porque así “era imposible” hacer el trabajo que tenía encomendado, “las metas no pueden conseguirse desde un despacho haciendo la cosas como siempre se han hecho”.

Mientras que el portavoz de UPN ha considerado que a Rubio le ha faltado “saber adaptarse”, desde la oposición el PSN ha considerado que su dimisión “es un fracaso” del Gobierno y “especialmente” de la consejera Marta Vera.

Bildu por su parte ha cuestionado el “autoritarismo” de la consejera, Aralar ha asegurado que las mejoras necesarias no se consiguen con recortes, e I-E ha aludido a la “incapacidad” de Vera.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies