Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Durán Lleida dimite como número 2 de CiU por las discrepancias con Artur Mas

Durán Lleida dimite como número 2 de CiU por las discrepancias con Artur Mas
Artur Mas y Josep Antoni Duran i Lleida. EFE.
Artur Mas y Josep Antoni Duran i Lleida. EFE.

El líder de Unió Democrática, Josep Antoni Durán Lleida, ha comunicado este lunes a la Permanente de su partido que abandona la secretaría general de CiU, minutos antes de la reunión de la ejecutiva de la federación en la que también informará de su decisión, según han informado fuentes democristianas.

Con esta decisión, Durán da un paso su primer paso atrás tras una longeva carrera en primera línea de la política y se consuma así el anunciado cisma en el seno de Convergencia i Unió (CiU), en plena escalada del proceso soberanista y a pocos días de la reunión entre los presidentes Mariano Rajoy y Artur Mas.

Durán hace explícita de una manera rotunda su discrepancia, en el fondo y en las formas, con la manera con la que Artur Mas y sus socios de ERC conducen el proceso hacia la consulta del 9 de noviembre.

La marcha de Durán no es en ningún caso una retirada de la política, como hace unos meses se llegó a especular, en tanto que conservará su cargo de portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados y seguirá como presidente de Unió Democrática (UDC), el partido coaligado con Convergencia Democrática (CDC) en el seno de CiU.

En este sentido, la renuncia de Durán tampoco implicará la ruptura de la federación, ya que no se plantea en ningún momento el divorcio entre CDC, el partido de Mas, y UDC. El actual consejero de Interior, Ramón Espadaler, relevará a Durán como secretario general de CiU, según se anunciará hoy previsiblemente en la reunión conjunta de la dirección de ambos partidos, en lo que es también una señal para anticipar la persona que acabará tomando el control de la formación democristiana a medio plazo.

Con su marcha de CiU, Durán consuma la amenaza que lanzó hace pocas semanas. Sobre la base de la discrepancia profunda con respecto al «proceso», diversos episodios sucedidos de manera reciente —de manera particular la intención inicial de Artur Mas de no acudir a la proclamación de Felipe VI— colmaron el vaso de la paciencia del líder de UDC. La dimisión, sin embargo, pareció que quedaba aplazada al menos hasta el 9-N, según habrían pactado el propio Mas y Durán, algo que finalmente ha acabado por precipitarse.

Desde que la gran manifestación de la Diada de 2012 llevó a CiU a adelantar las elecciones, en lo que fue el inicio de la pérdida de su hegemonía en el campo independentista en favor de ERC, el malestar de Duran era notorio. Pese a afirmar su compromiso con la consulta, Durán ha discrepado de forma clara de la manera con que Mas y su entorno más directo, especialmente el consejero Francesc Homs, pilotan el proceso.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies