Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Google fabrica su propio coche autónomo e inteligente

Google fabrica su propio coche autónomo e inteligente
El nuevo coche Google. Google.
El nuevo coche Google. Google.

La ambición de Google por construir un coche autónomo es conocida. El gigante de la red sueña desde hace cuatro años con un futuro en el que no será necesario prestar atención a la carretera. Pero hasta ahora todos los prototipos creados por la rama de investigación y desarrollo de la compañía, Google X, estaban construidos sobre coches convencionales, modelos híbridos adaptados para la circulación sin conductor gracias a potentes sensores y varios ordenadores a bordo.

Ayer, durante la conferencia Codecon que se celebra en Rancho Palos Verdes, California, el cofundador de Google, Sergey Brin, mostró un vehículo más avanzado y construido por los propios ingenieros de la compañía que condensa todos los adelantos conseguidos en los últimos años. Es un coche compacto, eléctrico, biplaza y que no tiene volante ni pedales, tan sólo un botón de encendido y una pantalla que muestra la ruta que seguirá el vehículo.

“Ha sido realmente inspirador poder empezar desde cero y pensar ¿qué debe tener un vehículo como éste?”, aseguran los responsables del prototipo. El coche está pensado para áreas urbanas y suburbanas y alcanza una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora. El frontal está fabricado con un material esponjoso que protege tanto a los pasajeros como a los peatones u otros vehículos en caso de que se produzca un accidente. El coche cuenta además con dos sistemas de dirección y frenado. En caso de que uno falle, se activa automáticamente el de repuesto.

Google construirá 100 unidades a lo largo de los próximos años para realizar pruebas en California. Brin, sin embargo, aseguró que aún quedan años de ajustes y conversaciones con los organismos reguladores antes de ver que un coche autónomo en la autopista o la calle de nuestro barrio se convierta en algo normal.

Hasta ahora, los prototipos que Google tiene en circulación sólo han sufrido un accidente y sucedió mientras el conductor tenía el control manual del vehículo. El miedo a las repercusiones de un accidente con un coche autónomo, sin embargo, sigue siendo la principal preocupación de gobiernos, aseguradoras y fabricantes. Brin señaló que la seguridad es precisamente el eje que mueve el desarrollo de este tipo de vehículos. La esperanza de Google es que los vehículos autónomos reduzcan de forma significativa el número de accidentes en carretera, la mayoría debidos a error humano.

La pasada semana California confirmó que a partir de septiembre comenzará a otorgar licencias de circulación a compañías que quieran experimentar con coches autónomos en carreteras del estado. Estas licencias, sin embargo, no serán accesibles para el nuevo coche de Google. Los vehículos deberán contar con pedales y volante y tener siempre un conductor profesional capaz de tomar el control si surge algún problema inesperado. También tendrán que estar asegurados en caso de accidente por un importe superior a cinco millones de dólares. Google espera que nuevas regulaciones menos estrictas en los próximos años permitan ensayar desplazamientos en estos nuevos vehículos sin conductor y sin volante.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies