Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

EDITORIAL. Se avecinan tiempos muy difíciles

EDITORIAL. Se avecinan tiempos muy difíciles
Patxi Puñal (capitán) y Javi Gracia (entrenador) se despiden tras conocer el descenso de Osasuna .EFE.
Patxi Puñal (capitán) y Javi Gracia (entrenador) se despiden tras conocer el descenso de Osasuna. EFE.

Osasuna está en Segunda. Ya es una realidad lo que muchos veían venir desde hace tiempo. Muchas temporadas jugando con fuego sobre una cuerda floja han tenido su final trágico. Manejamos ahora también aquí el recurso manido de otros clubes sobre el ‘fin de ciclo’ y otros lugares comunes cuando las cosas han concluido mal tras una sucesión de tropiezos.

No ha sido cuestión de un partido. No se bajó ayer en el partido contra el Betis, no. Tampoco hay que achacar culpas a que otros resultados no acompañaron en otros campos a la victoria rojilla en El Sadar, aunque sea parte de la verdad. El conformismo, la dejadez, la confianza, ciertas decisiones técnicas y la creencia en que no nos puede tocar a nosotros y que en el último partido obraremos el milagro, como otras veces, han dejado en evidencia las carencias de un equipo, una plantilla y un club, otrora modelo en la gestión económica, deportiva y humana.

En esta ocasión, no ha habido otros tres equipos por debajo, máxima ambición de los mediocres, y eso que tras vencer al Atlético de Madrid por 3-0 en una de las mejores noches osasunistas de fútbol y acierto en los últimos tiempos, se daba por hecha la permanencia cumplidos dos tercios de Liga, allá a finales de febrero. Sin embargo, ese exceso de confianza aludido a falta de un tercio para terminar el campeonato ha llevado a este club a un descenso a Segunda después de 14 temporadas en la elite del fútbol nacional. Lejos de ambicionar metas continentales con 13 partidos todavía por delante (39 puntos en juego) después de aquella victoria ante el hoy campeón de Liga, inexplicablemente el equipo fue a menos hasta acabar donde ya sabemos.

Y como las desgracias nunca vienen solas, al desastre deportivo se une la gran deuda económica que arrastra el club navarro y que no tiene visos de arreglo inmediato jugando en Segunda división. Los ingresos por televisión, los ingresos por quinielas, por publicidad y los ingresos por abonos de los socios son los grandes puntos flacos que se van a debilitar todavía más en la casa rojilla que, además, está fuertemente acuciada por Hacienda.

Y al asunto deportivo y económico, hay que añadir el sentimental en el caso de miles y miles de seguidores que sienten a Osasuna como algo suyo, algo propio, familiar e incluso personal. Ayer no fue un gran día. Una victoria tan amarga como la de ayer en El Sadar frente al Betis no se olvidará tan fácilmente. Ese estadio lleno hasta la bandera mantuvo el hilo de esperanza hasta el final en una tarde de transistores más larga de lo normal debido a la interrupción provocada por la avalancha en el Graderío Sur tras marcar Oriol Riera el primer tanto osasunista. Cuestión ésta de la seguridad en el estadio merecedora de un comentario exclusivo porque, como dijo el entrenador bético CalderónMe sorprendió el estado del campo en 2014, tenían que hacer algo los políticos para tener un estadio acorde a 2014 y a Osasuna”.

Tampoco el capitán rojillo, Patxi Puñal, podía imaginar que su despedida del fútbol profesional en su club, después de 17 temporadas y tras lucir la camiseta rojilla de Osasuna en 513 ocasiones, iba a ser tan triste y decepcionante como fue la de ayer. Muy triste.

Y lo que es peor, nadie puede asegurar que el paso por la Segunda sea rápido. Ni el propio presidente del C.A. Osasuna, señor Archanco, da muestras de esperanza a corto-medio plazo, “A lo mejor nos va a venir bien estar un par de años ahí”, dijo.

Para quitarle la moral a cualquiera.

Se avecinan tiempos muy difíciles.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies