Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El juez Castro mantiene su idea de sentar en el banquillo como acusada a la infanta Cristina

El juez Castro mantiene su idea de sentar en el banquillo como acusada a la infanta Cristina
juez José Castro
juez José Castro

José Castro no cambia de opinión. Tampoco en la recta final del caso Nóos. El juez, al menos hasta ahora, sigue convencido de que no hay argumentos para sacar de esta causa a la infanta Cristina y, por tanto, continúa dispuesto a sentar en el banquillo de los acusados a la hija menor del rey por mucho que la Fiscalía y Hacienda se nieguen a acusarla. Todas las fuentes consultadas apuntan a que el titular del Juzgado 3 de Palma de Mallorca está a punto de poner punto y final a la instrucción que comenzó en noviembre del 2011 y ya trabaja en la redacción de un auto de transformación en procedimiento abreviado en el que seguirá figurando el nombre de Cristina de Borbón.

La declaración de la duquesa de Palma el pasado 8 de febrero, en la que se parapetó en decenas de evasivas para no responder a las preguntas más espinosas del magistrado, no ha hecho más que reafirmar la intención de Castro de mantenerla como imputada.

Cristina de Borbón, y ahí va a ser estar la clave para mantener su imputación, admitió, al menos en dos ocasiones, saber que Aizoon, la inmobiliaria fantasma del matrimonio que no tenía actividad alguna y sirvió para desviar a bolsillos privados cerca de un millón de euros de dinero público, en realidad fue una sociedad que se creó para camuflar y tributar a un tipo menor en el impuesto de sociedades el sueldo que su esposo recibía por el asesoramiento a firmas multinacionales, remuneración que tenía que haber declarado en su IRPF. La hija menor de don Juan Carlos y doña Sofía, a preguntas del juez, dijo que su marido creó «Aizoon para canalizar sus ingresos profesionales».

O sea, para facturar a la compañía «los trabajos profesionales que él realizaba en esa época de asesoramiento, consultoría, eventos deportivos y actos de alto nivel científico deportivo, siempre de carácter deportivo». Cuando Castro le repreguntó si Aizoon se usaba para canalizar «ingresos procedentes de servicios personales de su esposo o ingresos derivados de actividades que producía Aizoon», la infanta insistió: «Entiendo que de sus ingresos profesionales».

Con estos mimbres, el magistrado está convencido de poder sostener una acusación contra Cristina de Borbón como cómplice o colaboradora necesaria en dos de los tres delitos fiscales que Anticorrupción y la Agencia Tributaria atribuyen a Urdangarín, los que cometió por su IRPF en el 2007 y el 2008. O lo que es lo mismo, considerar a la infanta elemento imprescindible en el engranaje de su marido para defraudar a través de Aizoon.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies