Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

PP y PSOE negarán la competencia al Parlamento catalán para celebrar el referéndum secesionista

PP y PSOE negarán la competencia al Parlamento catalán para celebrar el referéndum secesionista
Interior del congreso de los diputados en Madrid. Foto web es.wikipedia.org
Interior del congreso de los diputados en Madrid. Foto web es.wikipedia.org

El debate parlamentario de mañana, uno de los más importantes de los últimos años porque tratará de la mayor crisis territorial en democracia, tiene el final ya escrito: la suma de PP y PSOE, el 84% de la cámara, rechazará la petición del Parlamento catalán para que se le conceda la potestad de convocar consultas. Sin embargo, las cúpulas de los dos grandes partidos, y en general todos los grupos, trabajan estos días para que el debate sea algo más que un voto. Todos tienen la vista puesta en los ciudadanos, en especial en los catalanes, y quieren lanzarles un mensaje claro: nadie está en contra del diálogo, pero cada uno a su manera.

Ante la ausencia de Artur Mas, que ha decidido no acudir al debate clave después de meses de pedir que se hable, los grandes protagonistas serán Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba. El presidente del Gobierno no quiere confirmar que hablará, pero todos los consultados en el Ejecutivo y el PP lo dan por hecho. El reglamento le permite hacerlo en cualquier momento e incluso es posible que parte del debate lo haga su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, y él sólo intervenga cuando lo estime oportuno, por ejemplo para responder a la Generalitat, representada por Francesc Homs, mano derecha de Mas.

En lo que sí coinciden ambos partidos y otros muchos (los pequeños se dividirán entre el “no” de UPyD o UPN y el “sí” de los nacionalistas e IU) es en la desolación por la ausencia de Mas. El president ha renunciado al único debate en el que podría haberse visto las caras con Rajoy y Rubalcaba. Todos los consultados, incluidos los políticos catalanes, lo achacan a que se mira en el espejo de Ibarretxe, el lehendakari que en 2005 defendió su plan soberanista en el Congreso. Quiere evitar tener el mismo final después del no de las Cortes: el plan fue languideciendo y también la carrera del lehendakari y busca una estrategia diferente. Pero lo cierto es que es difícilmente compatible, explican diversos diputados veteranos, lanzar el mensaje de que está dispuesto a hablar y a la vez no acudir al Parlamento.

Mas admitió ayer que no acude a Las Cortes para no darle a los grandes partidos la imagen que tuvieron con Ibarretxe. “Yo, esta gran victoria no se la quiero dar”, aseguró. “No voy porque no tenga ganas, de hecho incluso tendría muchas ganas de intervenir”, insistió. Mas rebajó también la importancia del debate en el Congreso y aseguró que no cambiará nada porque el proceso soberanista va a seguir.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies