Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El etarra Bolinaga, en libertad condicional, acusado ahora de asesinato a un guardia civil en 1986

El etarra Bolinaga, en libertad condicional, acusado ahora de asesinato a un guardia civil en 1986
Josu Bolinaga, paseando por la calle. EM
Josu Bolinaga, paseando por la calle. EM

El etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga -en libertad condicional desde octubre de 2012 por padecer un cáncer terminal- disparó y asesinó personalmente al guardia civil Antonio Ramos Martínez el 8 de junio de 1986, aunque jamás ha sido procesado por ello. Así lo dice al menos un informe de la Guardia Civil.

La Fiscalía ha solicitado al Juzgado número 2 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Ismael Moreno, que reabra el sumario en el que se contienen los datos sobre dicho asesinato, que se incorporen las pruebas recabadas y que se inicien las pertinentes diligencias de instrucción, que suelen tener como aportación fundamental la toma de declaración al acusado.

Cuando el Ministerio Público solicita al juzgado, con fecha 21 de febrero, que se agreguen las pruebas correspondientes se refiere, entre otras cosas, a un informe elaborado por la Guardia Civil recientemente en el que se sistematizan varios elementos: las declaraciones incriminatorias realizadas contra Uribetxeberria Bolinaga por sus compañeros de comando, informes periciales sobre las armas utilizadas y el modus operandi del comando Bellotxa, que es el comando de ETA al que pertenecía y bajo cuyas siglas asesinó a otros dos guardias civiles -Mario Leal y Francisco Borjas- y secuestró al industrial Iglesias Zamora y al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, liberado por los agentes después de permanecer 532 días enterrado.

El cabo primero Antonio Ramos, de 32 años, fue acribillado cuando el domingo 8 de junio de 1986 llegaba a su fin. Eran más de las 11 de la noche y se encontraba en el interior de su vehículo, en Mondragón, cuando se le acercaron varios individuos y dispararon contra él. Antonio Ramos se defendió. De hecho, después pudo comprobarse que él había disparado cuatro veces. Pero en su dirección volaron 10 disparos, tres de los cuales le impactaron en el brazo y en el séptimo espacio intercostal izquierdo y le mataron. Había nacido en el pueblo gaditano de Espera, era padre de un niño de cuatro años y su mujer estaba embarazada.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies