Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La reordenación fiscal de los expertos: más IVA y menos IRPF

La reordenación fiscal de los expertos: más IVA y menos IRPF

Manuel Lagares

La propuesta de la comisión de expertos pretende una reordenación general de los impuestos y devolver la coherencia al sistema, aumentando la presión fiscal sobre el consumo y la acumulación de patrimonio, y suavizando las cargas sobre los rendimientos del trabajo y los beneficios de las empresas.

 

Manuel Lagares, Catedrático de Hacienda Pública y el presidente de la comisión de expertos, ha sido el encargado de explicar, este viernes por la tarde en Madrid, los puntos claves del documento. El gobierno no comparte  algunas de las propuestas de la comisión de expertos y no se muestra muy entusiasta con las principales rebajas fiscales. El camino que marcan los expertos va en la dirección contraria a lo apuntado por el presidente Rajoy y sus ministros en las últimas semanas. Incluso, en algunos aspectos, las medidas son contradictorias con algunas de las últimas leyes aprobadas.

Así cambiarían el panorama las principales propuestas de los expertos:

– Impuesto sobre la Renta (IRPF). Los expertos proponen simplificar el impuesto, rebajar los tipos impositivos, elevar el mínimo exento, especialmente el de las familias con hijos; y que la vivienda habitual tribute como renta.

En la actualidad el IRPF tiene siete tramos con unos tipos que oscilan entre el 24,75%, que se aplica sobre las rentas inferiores a 17.707 euros, y el 52%, que grava los rendimientos del trabajo superiores a 300.000 euros anuales.

La propuesta de los expertos es reducir el IRPF a cuatro tramos, con un tipo mínimo en el entorno del 20% y uno máximo que no debería superar el 50%.

Además, proponen que los contribuyentes con rentas inferiores a 14.000 euros al año -los llamados mileuristas- no tengan que aportar ni un solo euro por la acción de este impuesto, un beneficio del que hoy disfrutan en general todos los que tienen unas rentas anuales inferiores a 11.000 euros.

La propuesta de elevar la renta mínima exenta de tributar en el IRPF ya ha sido canibalizada por el Gobierno. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció en el Debate del Estado de la Nación que las rentas por debajo de 12.000 euros no pagarían IRPF.

Los expertos proponen también recuperar la imputación de rentas inmobiliarias en el IRPF por la vivienda habitual. ¿Qué significa esto? Que los que tengan una vivienda en propiedad tendrían que empezar a pagar una cuantía anual en el IRPF por la simple posesión de un inmueble, bajo el argumento de que su revalorización genera una renta durmiente a sus propietarios.

En el marco actual esa imputación existe pero sólo se aplica sobre los inmuebles que un contribuyente posea más allá de su vivienda habitual y asciende a un 1,1% de su valor catastral.

– Impuesto de Sociedades (IS). A grandes rasgos lo que proponen los expertos es arramblar con la veintena de situaciones desgravables y los tipos reducidos que reconoce el impuesto, y utilizar el colchón que se genere para reducir el tipo general del impuesto desde el 30% actual hasta el 25% o incluso el 20%.

La propuesta significaría la desaparición de las deducciones que por reinversión de beneficios, apoyo a acontecimientos de excepcional interés, inversión en I+D o cuestiones ambientales existen en el IS, que este año restarán más de 3.300 millones de ingresos al mismo y que según muchos expertos sólo benefician a un puñado de grandes empresas y sectores con cierta capacidad de influir.

También desaparecerían los tipos reducidos para pymes (25%), microempresas -menos de cinco millones de facturación anual y menos de 25 trabajadores en plantilla- (20%) y entidades de nueva creación (15%). Se establecería un tipo único del 25% o incluso del 20% al que estarían sujetas todas las empresas.

– IVA. El Comité de Expertos presidido por Manuel Lagares plantea dos cosas respecto a este impuesto: reducir el inventario de productos que tributan con un tipo reducido (10%) y, cuando sea posible, plantearse una subida del tipo general (ya en el 21% tras dos subidas consecutivas desde el 16%) que financie una rebaja de las cotizaciones sociales que pagan las empresas.

Manuel Lagares ha precisado que su propuesta es mantener el trato que reciben los productos de primera necesidad que hoy tributan con un tipo del 4% y reservar el tipo reducido del 10% únicamente para las actividades de turismo y hostelería, para la vivienda y para el transporte de pasajeros.

Se caerían de ese espacio fiscal preferente actividades como los servicios a explotaciones agrarias, los servicios de tratamiento de aguas residuales y alcantarillado, las ferias comerciales o las entradas a acontecimientos deportivos de carácter no profesional.

En 2014 el inventario de bienes y servicios que tributan con tipos reducidos en el IVA restarán 16.628 millones de euros a la recaudación del impuesto. Un fenómeno que Bruselas ha considerado intolerable para un país con los problemas de España con el déficit.

– Más impuestos sobre ‘el vicio’. La tercera Comisión Lagares propone subir los impuestos sobre el alcohol y el tabaco para ponerlos al mismo nivel de la media europea y generar recaudación. También se plantea la creación de un nuevo impuesto sobre el vino.

– Impuestos de las comunidades autónomas. Si prosperara la propuesta del Comité de Expertos, el margen de maniobra de las autonomías sobre los impuestos se reduciría notablemente.

No sólo porque se eliminarían decenas de impuestos de dudosa legalidad que hoy están vigentes sino también porque se limitaría su capacidad para jugar con los impuestos cedidos: Sucesiones (que grava las herencias), Donaciones (que grava las transferencias de recursos) y Patrimonio.

El Impuesto de Patrimonio, que a día de hoy pagan un puñado de grandes potentados que residen fuera de la Comunidad de Madrid (ésta lo ha eliminado) dejaría de existir, como los más de 1.000 millones de euros que proporciona anualmente a las comunidades autónomas que sí lo cobran.

En los impuestos que gravan las herencias y las transmisiones en vida de activos (Sucesiones y Donaciones) proponen acabar con la dispersión normativa que hace que haya una veintena de tratamientos fiscales diferentes en España y muchos contribuyentes que se mueven a otra comunidad autónoma en busca de un tratamiento fiscal más favorable.

La propuesta de los expertos es crear un Impuesto de Sucesiones y Donaciones único para las 15 comunidades autónomas sin régimen foral, con un tipo de impuesto que oscile entre el 4% y el 10% y que sólo distinga por grado de parentesco: las transmisiones de padres a hijos gozarían del trato más favorable, las transmisiones a hermanos y primos estarían un escalón por debajo y el tipo más alto lo pagarían las herencias o donaciones a familiares de grado más lejano o amistades.

– Se pagaría más por el agua, la gasolina, las grandes obras públicas y por circular por núcleos urbanos. La Comisión de Expertos plantea que el canon sobre el uso del agua repercuta los costes reales del servicio, lo que implicaría una subida automática; que el Impuesto sobre Hidrocarburos se exija sobre el poder contaminante del vehículo; que se considere la posibilidad de crear una tasa sobre el uso de ciertas grandes infraestructuras; y en las grandes ciudades y en los núcleos urbanos con valor histórico establecer una ‘tasa de congestión’, que grave la circulación de vehículos por sus calles.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies