Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Cinco detenidos por un caso de compraventa de órganos para trasplante

Cinco detenidos por un caso de compraventa de órganos para trasplante
Quirófano
Quirófano

La Brigada Judicial de Valencia ha detenido a cinco personas, todas extranjeras, por su presunta implicación en un intento de compraventa de órganos, en concreto, para que un rico libanés recibiera un trasplante de hígado. Es la primera vez en España que la policía efectúa una operación de este tipo y lo hace al amparo de la reforma del Código Penal en junio de 2010, que castiga con penas de prisión a “los que promuevan, favorezcan, faciliten o publiciten la obtención o el tráfico ilegal de órganos humanos ajenos o el trasplante de los mismos”.

La investigación comenzó en el verano de 2012, tras la denuncia de una ONG, que alertó de que había un grupo de personas que estaban ofreciendo importantes sumas de dinero a inmigrantes irregulares por vender parte de su hígado para un trasplante. Fue entonces cuando las autoridades sanitarias de Valencia detectaron también que había una serie de personas que se habían estado sometiendo a diversas y muy complejas pruebas médicas en una clínica privada de esa comunidad. La alerta llegó hasta la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), dependiente del Ministerio de Sanidad, que activó todas las alarmas del sistema que supervisa los trasplantes. En España, pagar o lucrarse con la compra o la venta de órganos está prohibido y penado.

Y esto era lo que estaba tratando de hacer el acaudalado libanés, enfermo hepático. El hombre, de 61 años, y con un cargo político en su país, se había trasladado a España con la intención de conseguir un trasplante. El sistema español permite las donaciones de cadáver —para lo que se depende de las donaciones de familiares o de la previa voluntad del fallecido y que por tanto es limitada— o de vivo. Para esta segunda opción solo se suele aceptar a familiares o amigos muy cercanos, para constatar de manera efectiva que no existe ánimo de lucro.

Un número de personas no precisado por las fuentes informantes se sometió a las pruebas de idoneidad que tuvieron un coste de unos 15.000 euros. Las facturas fueron abonadas en la propia clínica por otro de los ahora detenidos, que actuaba como intermediario del rico libanés.

El paciente rechazó someterse a la intervención cuando conoció que su donante era una mujer. Consideró que esto contravenía los principios de la religión islámica que él practica.

Antes de que se descubriera lo ocurrido, no obstante, el libanés logró una donación. Aunque legal. El paciente recibió parte del hígado de uno de sus hijos, que viajó hasta España para hacerse las pruebas y someterse posteriormente a la operación en un hospital privado. El libanés, que está acusado de intento de compra de órganos, fue detenido en Madrid, donde se había trasladado para someterse a otras pruebas médicas tras la operación.

Es el primer caso detectado en España de intento de compraventa de órganos, frustrado gracias a los férreos controles con que cuenta la ONT, dirigida por el doctor Rafael Matesanz, que coordina con los servicios de salud de las CCAA, la donación y el trasplante de órganos, tejidos y células. Representantes de esta organización darán hoy en Madrid más detalles en una rueda de prensa conjunta con la policía.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies