Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Jiménez acata la orden de Ferraz, no logra la moción de censura contra Barcina, ni elecciones anticipadas y no dimite al frente de un PSN dividido

Jiménez acata la orden de Ferraz, no logra la moción de censura contra Barcina, ni elecciones anticipadas y no dimite al frente de un PSN dividido
Roberto Jiménez. (Foto: EFE)
Roberto Jiménez. (Foto: EFE)

Los socialistas navarros optaron por “acatar” la orden de la ejecutiva federal del PSOE, así lo dice textualmente la resolución aprobada por su Comité Regional, y renunciaron este jueves a presentar o apoyar una moción de censura contra la presidenta de la comunidad foral, Yolanda Barcina. Una moción que sólo podía prosperar con los votos de Bildu. El acuerdo se ha adoptado por 80 votos a favor (60,6%), 7 en contra (5,3%) y 45 abstenciones (34%).

El PSOE se quita así un peso de encima. No podía permitir que la campaña de las elecciones europeas del 25 de mayo, en la que se la juegan como nunca, se viera contaminada por el reproche continuo del PP por haberse apoyado en los “amigos de ETA” para acceder al poder. La dirección federal defendió desde el primer momento que la exigencia de dimisión a Barcina estaba más que justificada por las irregularidades que, a su juicio, comenzó su consejera de Hacienda, Lourdes Goicoechea, acusada por la directora general del departamento, Idoia Nieves, de injerencias en grado de tentativa. Pero creen que el secretario regional, Roberto Jiménez, jugó mal sus cartas.

Apostó fuerte, “demasiado”, dicen en su partido, cuando el 12 de febrero, antes de conocer aún el resultado de la comisión de investigación parlamentaria sobre los incidentes denunciados por Nieves, se lanzó con toda su artillería contra la presidenta de la comunidad foral. “O dimite -dijo- o la echamos”. La comisión culminó a las dos semanas sin que se pudiera achacar a Barcina o Goicoechea nada más allá de comportamientos cuestionables desde el punto de vista ético, ninguna ilegalidad. Y la presidenta dijo que no dimitiría, sabedora de que la dirección del PSOE jamás avalaría la moción.

A la ejecutiva de Alfredo Pérez Rubalcaba, sin embargo, le ha costado muchos esfuerzo y horas de conversación evitar la rebelión en la federación navarra. Tanto que el miércoles, cuando quedaban pocas horas para la reunión del máximo órgano de decisión del socialismo navarro entre congresos, optó por tirar del freno de emergencia. En una reunión extraordinaria, la ejecutiva federal acordó prohibir y por escrito a la dirección del PSN, al Comité Regional y a su grupo parlamentario respaldar la inicitiva contra Barcina.

Jiménez trató de revolverse hasta el último minuto, según admiten fuentes de la dirección socialista, pero finalmente se rindió. “El PSN es una federación del PSOE y actuará como tal acatando estatutariamente las decisiones del partido, pero a su vez manifiesta su disconformidad con la decisión tomada por la Comisión Ejecutiva Federal, y en este sentido reitera a la CEF que reconsidere su posición de cara a presentar una moción de censura a los solos efectos de convocar elecciones el próximo 25 de mayo”. Eso es lo que terminó defendiendo ante los suyos, mientras en la calle 200 manifestantes del sindicato independentista LAB montaban una cacerolada.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies