Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La CUN extrae, por primera vez en España, una porción de hígado por laparoscopia

La CUN extrae, por primera vez en España, una porción de hígado por laparoscopia
equipo trasplante hepático / CUN
Equipo trasplante hepático / CUN

El equipo de Cirugía Hepatobiliopancreática (HPB) y Trasplantes de la Clínica Universidad de Navarra ha extirpado por laparoscopia el lóbulo derecho del hígado de una donante viva para, a continuación, trasplantarlo a su hermano, aquejado de una enfermedad hepática terminal. Se trata del segundo caso de extirpación de una sección de hígado de donante vivo realizada por laparoscopia en la Clínica Universidad de Navarra.

En España, la Clínica Universidad de Navarra es hasta la fecha el único centro que ha realizado este procedimiento por laparoscopia. Hasta la fecha, este avance se ha empleado en muy pocos hospitales del mundo. En concreto, dos centros han aplicado este procedimiento para extraer el lóbulo izquierdo del hígado (Hospital Universitario de Gante y New York Presbyterian Hospital de Nueva York) y sólo uno para el lóbulo derecho, el Hôpital St Antoine de París.

La utilización de la técnica laparoscópica en esta intervención tiene como objetivo reducir el riesgo para el donante, así como la agresión quirúrgica y mejorar el postoperatorio. “Nuestro máximo objetivo es la seguridad del donante”, coinciden en afirmar los cirujanos de la Clínica Universidad de Navarra que han liderado ambas intervenciones laparoscópicas, los doctores Fernando Rotellar y Fernando Pardo. Según apunta el doctor Pardo, “el trasplante de hígado es actualmente la única opción curativa para varias enfermedades de hígado en fase terminal. La demanda de los donantes de hígado supera con creces la oferta, cuestión que ha llevado a los especialistas a desarrollar el trasplante de hígado de donante vivo como fuente alternativa de hígado trasplantable”.

Según advierte, para que la extracción de una porción de hígado del donante sea posible hay que dejar en la persona que dona un remanente mínimo del 30% de su volumen hepático. La laparoscopia se ha impuesto en los últimos años como vía de abordaje para múltiples intervenciones abdominales. En la Clínica Universidad de Navarra se aplica este abordaje en cirugía hepática desde hace más de 10 años, siendo uno de los grupos con mayor experiencia en nuestro país.

Entre otros aspectos, esta técnica difiere de la cirugía abierta en el mínimo tamaño de las incisiones que se practican en el abdomen del donante. En lugar de una amplia incisión en forma de L invertida que recorre todo el abdomen del donante (típica de la cirugía abierta), en la intervención laparoscópica, el cirujano realiza la cirugía a través de 5 pequeñas incisiones. Completada la intervención, se efectúa una incisión suprapúbica de entre 8 y 10 cm, similar a la de una cesárea. Por ella se extrae el injerto hepático que después se trasplantará al receptor. De las 5 pequeñas incisiones necesarias para introducir el instrumental quirúrgico y la cámara, tres de ellas tienen un tamaño de 12 mm y dos de 5 mm.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies