Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La declaración de la Infanta Cristina con 579 evasivas

La declaración de la Infanta Cristina con 579 evasivas
Urdangarín e Infanta Cristina
Urdangarín e Infanta Cristina

412 “no se”, 82 “no lo recuerdo”, 58 “lo desconozco” y 7 “no me consta”

La Infanta Cristina respondió al juez José Castro, en su comparecencia como imputada del pasado 8 de febrero, con hasta un total de 579 evasivas sobre su papel al frente de la sociedad de la que es copropietaria junto a su marido, Iñaki Urdangarin, tal y como consta en su declaración. No obstante, en sus seis horas de declaración hubo momentos en los que entró a contestar con más profundidad.

A lo largo de las seis horas de declaración la infanta trató de mostrar a capa y espada la confianza ciega que tiene o tenía en el Duque de Palma: “Yo confiaba en mi marido y mi marido ha hecho las cosas de la mejor manera posible y confío en que lo ha hecho bien”. La segunda idea que recalcó hasta la saciedad es que de los asuntos económicos del matrimonio se ocupaba Urdangarín. Ella no sabía nada.

La infanta respondió al juez sobre la sociedad pantalla Aizoon: “Participé en Aizoon porque mi marido me lo pide y por confianza en él, me pareció bien y lo acepté“. “Porque confiaba en él, él me lo sugirió y así lo acepté”, añadió la Duquesa de Palma.

La infanta denuncia en su interrogatorio que no ha habido trato de favor de la Agencia Tributaria sino un escrutinio especial sobre ella: “precisamente por ser la hija del Rey se me ha sometido a un escrutinio mayor y se me ha mirado con más detalle todos los temas relacionados con la administración”. Negó ser escudo fiscal de Aizoon: “casi me ofende Señoría”, respondió.

La hija del Rey no sólo negó las pruebas escritas que se le mostraron sino que también desmintió tener conocimiento de ningún negocio por conversaciones con su marido. Así, afirma que Urdangarín nunca le comentó operaciones firmadas en actos a los que acudió la propia infanta, como el que se realizó en Alcalá de Henares en el año 2003 y retribuyó 11.000 euros a Aizoon. Preguntada sobre si su esposo le comentó la operación, Doña Cristina responde: “No, porque no hablamos de nuestros negocios en casa”.

Además, la Duquesa de Palma declaró sobre su matrimonio con Urdangarín, a preguntas de su abogado: “Yo me ocupaba de los niños, sus actividades, de la escuela y de todo lo que tenía que ver con ellos, con médicos y demás, y mi marido se ocupaba de toda la parte de los gastos”.

También a cuestiones formuladas por su letrado, la infanta dijo que no tiene conocimientos jurídicos ni tributarios, y “muy básicos” en el ámbito económico.

En referencia a su trabajo profesional en la Caixa, doña Cristina señaló que “algunas veces” e incluso “generalmente” ha firmado documentos sin haberlos leído previamente.

Argumentó que la lectura de estos documentos dependía de si la persona que se lo presentaba para rubricarlos era de “confianza” de su departamento. “Si tengo confianza en la persona que me los presenta, pues los firmo”, aseguró.

La infanta manifestó además que en algunas de la actas de juntas de Aizoon y otros documentos algunas de las firmas no le parecía que fueran la de su marido.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies